Un concurso enseña a cocinar de forma sana a niños

DP
-
Un concurso enseña a cocinar de forma sana a niños - Foto: Eva Garrido

Baltanás, Paredes de Nava, Venta de Baños, Velilla del Río Carrión y Alar del Rey desarrollarán talleres lúdicos con sesiones de aprendizaje y una final de competición

La Diputación abrió ayer la III Edición Super Cheff Junior, una propuesta que pone en marcha el servicio de Juventud de la institución y que gira en torno a talleres lúdicos con niños de ámbito rural en formato concurso.
Son cinco los municipios de la provincia palentina los elegidos para desarrollar los talleres en esta edición: Baltanás, Paredes de Nava, Venta de Baños, Velilla del Río Carrión y Alar del Rey. En cada uno de ellos se desarrollarán cuatro sesiones de una duración aproximada de 2,5 horas; las tres primeras sesiones de aprendizaje y la última una final, en la que los participantes competirán en parejas y de las cuales tan solo pasan 4 niños/as por municipio a una gran final donde se otorgará un reconocimiento al primer, segundo y tercer concursante. 
La competición comienza este fin de semana en Baltanás, Paredes de Nava y Venta de Baños, y en abril en Alar del Rey y Velilla del Río Carrión. La fecha de fin de inscripciones en los dos últimos sigue abierta hasta el próximo 8 de abril. La participación en los talleres tiene un coste de 5 euros por niño/a, pago del que estarán exentos aquellas familias que estén percibiendo la renta garantizada de ciudadanía 
El calendario de localidades y fechas para su realización es Baltanás (tardes del 8, 15, 22 y 29 de marzo): Paredes de Nava (mañanas del 9, 16, 23 y 30 de marzo);  Venta de Baños (tardes del 9, 16, 23 y  30 de marzo); Velilla del Río Carrión (tardes del 26 de abril, 3, 10 y 17 de mayo) y Alar del Rey (mañanas del 27 de abril, 4, 11 y 18 de mayo).

Esta iniciativa pretende combinar dos factores: juego y cocina.  Con el objetivo de principal de desarrollar conductas nutricionales adecuadas, sanas y equilibradas, fomentando la dieta mediterránea al tiempo que apuesta sobre todo por la diversión, poniendo creatividad en la elaboración de los platos.
Mediante el juego, actividad propia de todos los niños y niñas, y valiosa herramienta de aprendizaje, transmisora de valores y agente de socialización se avanza en una materia motivadora, la cocina, que permite a los niños un grado de participación total, suscita su interés y les permite la creatividad, además de potenciar conceptos referidos al tema, y temas transversales como una alimentación saludable, la educación no discriminatoria por razones de sexo, el fomento de la socialización, la inclusión de hábitos higiénicos, etc, según la información aportada ayer por la institución provincial.