Pepe Álvarez quiere más 'viernes sociales'

ICAL
-

El líder de UGT urge, en su visita a Palencia, a mantener la incorporación de medidas que atajen la ley aprobada por el Gobierno de Rajoy para «recuperar la decencia en el trabajo»

Pepe Álvarez quiere más ‘viernes sociales' - Foto: Eva Garrido

El secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, insistió en Palencia, al Gobierno de Pedro Sánchez, que aproveche los denominados ya como viernes sociales para aprobar por decreto las medidas acordadas con los sindicatos para la contrarreforma laboral. Decretos que, dijo, son imprescindibles para que los españoles «recuperen la decencia en el trabajo»; una reforma a la ley aprobada bajo el mandato de Rajoy que «acabe con la sobreexplotación que sufren los trabajadores en muchos aspectos, especialmente las trabajadoras».
Hizo hincapié así en la necesidad de que la Diputación Permanente del Congreso también dé apoyo a los decretos planteados por los sindicatos que acabarían con la reforma laboral del PP o, al menos, con algunos de sus aspectos. De hecho, recordó, los sindicatos tienen desde hace meses redactado este decreto y «se trataría de consensuarlo con las otras fuerzas políticas». «Nosotros ya nos hemos ofrecido a ir con el Gobierno a negociar», explicó durante una visita a Palencia y tras recorrer las instalaciones de la empresa Gestamp.
De este modo, Pepe Álvarez pidió al presidente Sánchez que mantenga «la misma ilusión y valentía» en la negociación para la contrarreforma laboral que demostró con la aprobación de la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 900 euros, ya que los trabajadores, prosiguió, necesitan que se avance en este nuevo marco legal porque «la reforma de Rajoy provocó que un tercio de los empleados esté trabajando para ser pobres».
El líder nacional de la UGT volvió a insistir, durante un encuentro con los medios de comunicación, en que los problemas de pobreza que existen en España se están dando en parte por esta reforma laboral que «hay que desmontar» y que están llevando al país a que, en materia de los derechos de los trabajadores «se parezca cada vez más a Marruecos que a Alemania».
Por otro lado, reclamó a los partidos políticos que abandonen debates relativos sobre la Unidad de España, que «no es un riesgo», y que, durante las campañas electorales, se aborden aspectos que realmente interesan a los ciudadanos como la mejora de los servicios públicos y de los derechos en el trabajo.
Avanzar en Igualdad. En su visita a la capital, Pepe Álvarez, que calificó de «muy exitosas» las reivindicaciones del 8M, dijo que los sindicatos tienen que seguir trabajando en pro de la igualdad de género, y que se ha de avanzar en aspectos como los protocolos contra el acoso dentro de las empresas, no solo a la mujer sino a colectivo LGTBI, para su detección y erradicación.
Además, dijo, UGT quiere seguir implicándose en la lucha contra la violencia de género y, para ello, reclamó marcos normativos que sigan avanzando en la protección y en recursos económicos que pongan en marcha programas e iniciativas. Finalmente, en este aspecto, insistió en que el Gobierno ha de adoptar decretos y medidas que pongan freno a la brecha salarial.
Reconversión energética. Pepe Álvarez también hizo referencia a la situación que atraviesa el sector energético vinculado al carbón en Castilla y León, especialmente en el norte de Palencia y León, al reiterar que si no se llevan a cabo medidas efectivas, aumentará el precio de la luz, y dijo que los sindicatos no iban a aceptar planes de reindustrialización como los que se han desarrollado anteriormente en otras zonas. «Queremos acciones que generen actividad económica y empleo», dijo.
Quiso recordar que no sería responsable con el sector evitar que se queme carbón para generar energía en España y que, a la vez, se esté trayendo energía producida por centrales térmicas en países como Marruecos.