Carnero garantiza el futuro del cereal

Esther Marín
-

El consejero de Agricultura apuesta por incrementar la cifra de activos del sector a través de las cooperativas, para fortalecer a los profesionales y aumentar el volumen de negocio

Carnero garantiza el futuro del cereal - Foto: Sara Muniosguren

Con futuro. Eso es lo que parecen tener claro los profesionales del sector agrario respecto a lo que llegará y que durante la VI Jornada del Futuro del Cereal organizada por la cooperativa Agropal se puso de manifiesto entre los asistentes. «El agrario es un sector estratégico desde el punto de vista del desarrollo rural, pues de él depende la alimentación de forma directa o indirecta», destacó el consejero de Agricultura, Jesús Julio Carnero, quien insistió en que los cereales son «de gran importancia» para la Comunidad y  para la España de interior». 
Carnero insistió en que se trata de un sector con una serie de retos y problemas, como «la negociación de la PAC, el cambio climático, la digitalización, la concentración de explotaciones o la dimensión de la oferta a través del cooperativismo».
El consejero de Agricultura recordó que el 33% de la superficie de cereales del país está en la región, con una aportación del 22 por ciento de la producción nacional. En este sentido, destacó la importancia del cooperativismo y puso como ejemplo a Agropal, «una cooperativa señera en España, que está entre las diez primeras del país».
«Tenemos que conseguir que aumenta la producción del sector a través de las cooperativas, uno de los retos que nos marcamos en el plan estratégico de cooperativismo aprobado este año. Queremos ampliarlo en un 40% y pasar de los 2.500 millones que se facturan ahora a los 3.600», anunció.
Por su parte, César Reales, gerente de Agropal, mostró su satisfacción porque una cooperativa que nace en Palencia tenga proyección nacional. «Los cereales suponen más de un 50% de la producción vegetal de la provincia y de la Comunidad; de ahí la importancia de este tipo de jornadas para poner de manifiesto los avances que se van produciendo en el sector». De hecho, Reales recordó que hace cuatro años en este foro se anunció la puesta en marcha del centro de alto rendimiento de producción de semilla certificada, «que en este momento es una realidad y está suponiendo un cambio en el modelo productivo de las explotaciones cerealistas de nuestra comunidad».
«Entendemos que la semilla va a ser la fuente del principal avance en la producción de cereales, por lo que estamos apostando por una semilla certificada y de calidad, más cuando los cereales son la base de la alimentación de nuestra ganadería y de la población», insistió. Respecto al futuro de los cereales, el responsable de Agropal aseguró que tiene que ser bueno «por necesidad». «La población mundial está creciendo y con ella las necesidades de alimento y los cereales son la base de alimentación del mundo. Palencia es el granero de España y siempre se ha confiado en el sector, que cada vez tiene más proyección», destacó.
La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, destacó la importancia de la profesionalización del sector de cara a tener una economía agraria que permita la supervivencia de la población en el medio rural. «Las empresas tienen que adaptarse a un mercado cada vez más complicado, más global y más especializado, lo que se hace de la mano de cooperativas como Agropal y de jornadas en la que los profesionales puedan formarse y estar a la última».
El movimiento cooperativo  tiene 44.650 socios en la región y genera más de 3.500 empleos. Desde la administración regional se cree que una limitación del sector agrario es el excesivo individualismo, de ahí que el asociacionismo sea fundamental para fortalecer a los agricultores y ganaderos.