Un invierno veraniego

ALBERTO ABASCAL
-
Un invierno veraniego - Foto: Eva Garrido

El Centro Meteorológico de Carralobo constata por primera vez en 33 años una máxima de 21 grados un día de febrero

El buen tiempo parece que ha llegado para quedarse, aunque no sabemos si por mucho tiempo. Tanto es así que el Centro Meteorológico de Carralobo con sede en Astudillo constató el pasado lunes un registro que se puede considerar de histórico: Fue la primera vez en los últimos 33 años que se registró una máxima de 21 grados.
«Desde que se tienen registros en las instalaciones de la localidad palentina de Astudillo nunca había encontrado un dato semejante. En ese periodo ha habido algún febrero, no muchos, con máximas de 20 o 20 grados y medio. Estas temperaturas tienen sus consecuencias. Se adelantan ciclos y vivimos situaciones que son propias de una primavera prematura. Eso sí, a partir del miércoles las máximas irán bajando paulatinamente e incluso llegará la inestabilidad con posibles lluvias en la primera semana de marzo», apuntó a este periódico al respecto el responsable del centro, Mariano Bustillo.
El responsable de Carralobo indicó que a lo largo de este mes se ha registrado varias veces máximas de 20 grados, «pero no llegamos a los 21 grados hasta el pasado lunes. También hay que reflejar que hemos tenido mínimas de bajo cero y aquí radica la importancia; ha habido oscilaciones de temperaturas muy pronunciadas».

Asimismo, Bustillo también indicó que este mes que está a punto de concluir pasará también como uno de los febreros más secos de los últimos años, al registrarse la recogida de siete litros por metro cuadrado de precipitación.
Mariano Bustillo no quiso pronunciarse si la primavera será igual de seca o más húmeda. «Solo contamos con el refranero popular y con la experiencia de nuestros ancestros, pero solo son eso, previsiones populares», indicó.
Cabe recordar que el mes de enero se comportó también frío y seco. En el segundo de los calificativos, por encima de lo habitual dado que solo se registraron a lo largo de sus 31 días, 29 litros por metro cuadrado. Una cantidad a la que aportó de forma muy importante un solo día, el 19, cuando cayeron 13,5 litros. 
Tanto enero como febrero se han comportado de manera muy similar según los datos aportados por Carralobo.