La prevención como mejor antídoto del cáncer

J.B.I.
-

La AECC divulga en la calle Mayor y Las Huertas los distintos servicios gratuitos de apoyo que presta a los afectados en la capital y provincia

La prevención como mejor antídoto del cáncer - Foto: Sara Muniosguren

Prevención, información, investigación y concienciación social son los principales pilares en los que la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) de Palencia basó ayer la celebración del Día Mundial contra la enfermedad.
Dos puntos informativos -ubicados junto a La Gorda en la calle Mayor y el centro comercial Las Huertas acompañados de testimonios en primera persona de pacientes ante  los medios de comunicación, contribuyeron a cumplir los objetivos de la asociación. Su nueva presidenta, Rosa María Andrés,  habló del aterrizaje positivo en su nueva experiencia.
«Han sido doce días muy intensos y emotivos y todo ha resultado como un maratón hasta la fecha. Hoy -por ayer- el Día Mundial sirve para que, a través de cinco personas que han tenido cáncer, se haga mucho más visible la enfermedad. Lo más más importante es que se conozca lo que hacemos en la asociación y que estamos a disposición de todo el mundo con servicios gratuitos», expuso.
A juicio de la máxima responsable de la AECC en Palencia la prevención es un factor clave. «Todo lo que se pueda hacer es fundamental. El coste social social, económico y psicológico es enorme. Hay que pensar que lo fundamental es el paciente y que si antes era sinónimo de muerte hablar del cáncer, ahora mismo es sinónimo de que en un tiempo un porcentaje muy alto de personas que lo padecen se pueden curar», aseveró.
Sin tabúes. Rosa María Andrés abogó ayer una vez más por desterrar el mito de que el cáncer es algo tabú. «Queremos que la palabra se normalice e incorporarla con normalidad a nuestro vocabulario habitual y no asustarnos por ella ya que no hay por qué», explicó.
Sobre la divulgación de todo lo que ofrece la AECC en Palencia, su nueva presidenta consideró que hay una alta respuesta de la sociedad palentina. «Tenemos muchas iniciativas y cada vez hay más personas implicadas en ellas. Quien lo desee y quiera aportar algo nos puede beneficiar, junto a todos los recursos económicos con los que podamos contar. Esto servirá para investigar en nuevos avances y tratamientos y que el cáncer deje de ser una lacra social», puntualizó.
En el lado institucional, el delegado territorial de la Junta y médico de profesión, José Antonio Rubio Mielgo, dijo que el cáncer no es ninguna enfermedad «maldita», al contar con tratamiento y unas tasas muy altas de curación. «Pero sobre todo, tiene una gran capacidad de prevención y eso es en  lo que más tenemos que incidir. En los próximos años la enfermedad aumentará de forma sustancial, ya que vivimos más y existe una mayor degeneración de tumores malignos en este caso», sostuvo.
Así, concretó que si los diagnósticos son rápidos «el futuro del cáncer será más esperanzador», a lo que, según dijo, la administración sanitaria trata de contribuir. «Las pruebas ginecológicas o de cáncer colorectal están ahí. A veces cuesta por miedo o cierta incomodidad, pero hay que hacerlas  a partir de cierta edad», concluyó.