La Diputación recibirá 24,5M€ para servicios sociales

Carlos H. Sanz
-

El pleno aprueba el acuerdo con la Gerencia, «un compromiso de seguridad y estabilidad» para la institución, según Alfonso Polanco, que se compromete a exigir puntualidad en los pagos

La Diputación recibirá 24,5M€ para servicios sociales

La Diputación recibirá de la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla y León un total de 24.558.544,59 euros para cofinanciar los Servicios Sociales durante los próximos cuatro años, de 2020 a 2023, un acuerdo que ayer recibió el visto bueno del pleno con los votos a favor de Partido Popular y Ciudadanos, y la abstención del PSOE y Ganemos. 
«Este acuerdo es un compromiso de seguridad y estabilidad, puesto que el convenio que nos proponen tiene una duración de cuatro años, más de 6.000.000 euros anuales para programas de dependencia, apoyo a la familia, formación de cuidadores, ayuda a domicilio y teleasistencia, centros residenciales y programas de prevención de las drogas, que además incluye proyectos y servicios, y también da estabilidad a los trabajadores», argumentó el diputado provincial de Servicios Sociales, Alfonso Polanco.
Polanco recalcó que «es un compromiso de mínimos, que mejorará dependiendo de las necesidades que la sociedad y de la disponibilidad presupuestaria que tenga la Junta de Castilla y León estos años», «Creemos que es un buen acuerdo», sentenció.
Desde el PSOE, su portavoz, Miguel Ángel Blanco, criticó que esa «estabilidad» defendida por el PP vaya a ser a costa de fijar «el mismo importe en cada una de las anualidades». «La sensación que nos da es no se ha negociado absolutamente nada. Han llegado a la Gerencia y les han dicho que estas eran las lentejas y se las han comido», sostuvo el diputado socialista.
«Falta negociación». En este sentido, desde el PSOE preguntó a Alfonso Polanco si la Diputación ha solicitado más financiación para la actual prestación de servicios o para otros nuevos que sean susceptibles de ser llevados a cabo en la provincia. «Cualquier actualización de contratos, cualquier actualización de convenio o de salarios que afecten a la prestación de servicios deberán ser asumidos íntegramente por parte de la Diputación», recordó Miguel Ángel Blanco, que también dijo echar en falta alguna cláusula de revisión «que permita en un momento determinado acordar cantidades nuevas».
La bancada socialista mostró su temor a que al final el esfuerzo recaiga en los demandantes y usuarios, «ya sea por el precio o por no acceder al servicio». 
Desde Ganemos, su portavoz, Eduardo Hermida, insistió en que «debe ser la Gerencia la que se encargue de gestionar este servicio», y criticó que esta entidad «obligue en muchas ocasiones a anticipar el dinero, a ser los paganinis de la Junta de Castilla y León», aunque reconoció que el servicio «está funcionando bien».
«Es verdad que debemos exigir el compromiso de pago según se comprometa en los convenios, y desde la Diputación y los ayuntamientos somos muy exigentes con la Comunidad Autónoma para que cumplan los plazos que establecen, que en alguna ocasión no lo han hecho», reconoció Alfonso Polanco.
El diputado delegado del área de Servicios Sociales aseveró también que hay «reuniones muy serias donde se ponen en conocimiento [de la Gerencia] el nuevo costes de los servicios, las nuevas demandas que tiene la población y, gracias a eso, año tras año a través de adendas, se han actualizado no solo los precios sino también nuevas necesidades y prestaciones que tienen los ciudadanos». «Nos comprometemos a hacer un buen seguimiento», sentenció.