El confinamiento deja lugar a la celebración

David del Olmo
-

La familia Santos, con los piragüistas Mara, Marco Antonio y Jaime, compartió el reciente 82 cumpleaños de Carri, uno de los pioneros e impulsores de su deporte en la provincia

Mara, Jaime y Marco Antonio se pusieron bigotes en honor al carismático Carri Santos

Gonzalo Santos, Carri, cumplía 82 años el pasado 21 de marzo, tras una semana de confinamiento en casa junto a sus hijos Marco Antonio y Mara y su nieto Jaime, que está viviendo con ellos durante el estado de alarma.
Un cumpleaños en familia al que se sumaron los otros hijos de Carri por videoconferencia, uno desde Madrid, el otro desde la misma capital palentina, como relata Marco: «Pusimos el  portátil en la mesa, conectamos y así estuvimos todos y mi padre, contento. Cuando una persona cumple tantos años le hace más ilusión celebrarlos y con toda la familia reunida, aunque haya tenido que ser a distancia por estas circunstancias que vivimos».
ACTIVOS. Aunque alejados momentáneamente del deporte que tanto aman, los Santos no se olvidan del ejercicio físico aunque no puedan vivirlo en el río.
«Mara tiene una elíptica, yo la uso por las mañanas, ella por la tarde y después Jaime -explica Marco, que un mes antes de la paralización del calendario había sido operado de sendas hernias inguinal y umbilical-. Yo no lo hago para mantener la forma, porque estaba casi empezando, un mes después de operarme. Y tampoco creo que la competición se vaya a reanudar desde donde se paró. Al principio supongo que se vuelva poco a poco, sin demasiadas aglomeraciones. El Sella es en agosto, y allí nos juntamos 1.200 palistas y 60.000 espectadores, y viajamos de muchos lugares».
Aparte de la elíptica, ejercicios con las gomas que todos los deportistas tienen en casa, «las ato a la ventana y hago algo. Estamos acostumbrados a movernos y se echa en falta». Su rutina, la de tantos palentinos, «te levantas, desayunas, limpias la casa, hago la hora de elíptica, me ducho y a preparar la comida, yo hago el segundo plato, que Mara se encarga del primero [risas]. Y estos días por la tarde Teledeporte está emitiendo etapas antiguas de ciclismo y a los que nos gusta tanto ese deporte nos tiene entretenidos. Informativos menos, que desmoraliza un poco, los fallecimientos y ver que la gente no se puede despedir de los seres queridos...».
Marco, que apenas se pierde regatas durante la temporada, estuvo sin «remar del 18 de diciembre al 22 de enero, 35 días. Antes estuve parado hace 13 años por otra hernia. Entonces no podía montar en piragua, pero andaba. Ahora me temo que vaya a ser el periodo más largo sin la piragua».