Herrera reivindica la «hora del oeste» de España

SPC
-
Los presidentes de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (d); Galicia, Alberto Núñez Feijóo (d); y Asturias, Javier Fernández, participaron en un desayuno informativo en Madrid - Foto: Juan Lazaro (Ical)

Los presidentes de Castilla y León, Galicia y Asturias defienden las inversiones necesarias para corregir el «evidente desequilibrio» del corredor atlántico en comparación con el flanco mediterráneo

«Ha llegado la hora» de las comunidades del oeste de España que llevan muchos años en una «espera solidaria» en favor de otros territorios. Éste es el mensaje que lanzó ayer el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, en Madrid, donde apostó por el desarrollo completo del corredor atlántico como forma de terminar con el «evidente desequilibrio» que sufre la España atlántica frente a la mediterránea. A su juicio es un «asunto de Estado» que supone una «oportunidad de desarrollo, crecimiento y empleo para el conjunto de España».
«Las comunidades del oeste, y no me olvido de Extremadura, hemos asumido durante mucho tiempo una verdadera espera solidaria a favor de otros, desde nuestro compromiso con un proyecto común de nación. Pero ha llegado nuestra hora, en particular del noroeste», afirmó Herrera, quien compartió con los presidentes de Galicia y Asturias, Alberto Núñezo Feijóo y Javier Fernández, un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum.
Herrera denunció que España es «aún hemipléjica en materia de infraestructuras». Para ilustrar este desequilibrio, explicó que «el 50 por ciento del tráfico de mercancías entre la Península y Europa se realiza a través de la fachada atlántica y cantábrica, pero el desarrollo de las infraestructuras no guarda esa misma proporción».
El presidente de la Junta defendió el corredor atlántico como un «proyecto estratégico para Europa, clave para la cohesión territorial de España y fundamental para el futuro de Castilla y León, Asturias y Galicia» por razones «sociales y demográficas, de actividad y competitividad económica, de generación de riqueza y empleo». Por eso pidió el compromiso de la sociedad y del sector económico para involucrarse en este gran proyecto.

Financiación

Juan Vicente Herrera explicó que se han conseguido ya «notables avances» en España y la UE pero hay que seguir insistiendo en el ámbito europeo y también en el interno. Así, expresó que Castilla y León, Galicia y Asturias «quieren tener participación» en la elaboración del plan director del corredor atlántico, que deberá realizar el próximo Gobierno.
En este sentido, valoró como una «propuesta a completar» el documento que presentó la semana pasada el ministro de Fomento, José Luis Ábalos. A su juicio, es «positivo» que el corredor atlántico y el mediterráneo tengan «la misma importancia» y se les trate como «proyecto de Estado». Sin embargo, matizó, que es «imprescindible clarificar las previsiones de inversión».
El presidente de la Junta consideró «trascendental» la configuración de la línea León-Ponferrada, el paso de una sola vía a doble vía y la solución al actual trazado en ‘lazo’ en el Puerto del Manzanal, «con pendientes incompatibles con una línea eficiente y moderna».
Además, consideró clave la terminal de mercancías de León que, a su juicio, «necesita una clara definición, y sobre la base de la participación del Gobierno en la ejecución con la Junta del ramal ferroviario del polígono de Villadangos».
De la misma manera citó otros elementos que si bien no son «parte estricta» del corredor noroeste, «sino de las conexiones con el centro» van a ser objeto de reivindicación por parte de la Junta. Ahí incluyó «la recuperación para mercancías del directo Burgos-Aranda de Duero-Madrid» y la «urgencia» de mejorar los servicios ferroviarios con Ávila y con Soria, según informa Ical.

Integración

Herrera aseguró que toda la zona debe ser un «espacio de influencia e integración de diferentes territorios y enclaves». Por eso, aseguró que el plan director debe incluir «prioridades» como la completa modernización de las líneas ferroviarias norte y noroeste, que llevan a los grandes puertos atlánticos y cantábricos desde los nudos interiores de Ponferrada, León y Palencia, así como otras infraestructuras ferroviarias.
Las reivindicaciones de Herrera incluyeron la «culminación definitiva de todas las conexiones AVE con el norte y noroeste a través de Castilla y León». Finalmente, es «inaplazable» la ejecución total de la Autovía del Duero en todos sus tramos.