Al volante de un Seat León sin salir de casa

Spc-Agencias
-

Los diseñadores de Martorell han creado un interior espacioso y ergonómico que se adapta a las necesidades del conductor

Al volante de un Seat León sin salir de casa

La realidad virtual está cada día más presente en el mundo del automóvil.  Los diseñadores pueden conducir los futuros coches mucho antes de que empiecen a fabricarse e incluso definir sus líneas interiores sin haber construido un prototipo. Aprovechando esta tecnología, podemos ponernos al volante de un León para conducir por las calles de Barcelona, sin necesidad de salir de casa.
«Al entrar, una sensación envuelve al conductor y al resto de ocupantes, la de estar en el centro del habitáculo», afirma David Jofré, diseñador de interiores de Seat. Ese era uno de los principales objetivos del equipo de diseño. En el nuevo León todo está enfocado a producir un efecto acogedor hacia los ocupantes. «Hemos introducido nuevos ingredientes de diseño en el tablero y las puertas para crear un efecto envolvente. Se trata de una sensación que crean las molduras decorativas que rodean el salpicadero y continúan a lo largo de las puertas delanteras», explica.
Todos los elementos han sido diseñados con precisión ergonómica para que el espacio sea más cómodo. «En los asientos, los hombros altos y la máxima anchura posible en la zona superior ofrecen más confort y protección, a la vez que remarcan el carácter deportivo».
Si en el exterior los faros Full LED y la luz coast-to-coast han marcado una evolución en el diseño del nuevo León, en su interior la iluminación también es clave en esta transformación. La luz envuelve todo el salpicadero y continúa por las puertas, aumentando así el efecto envolvente. Además, no es únicamente decorativa. «También presenta una serie de funciones destacadas, como indicadores de presencia de motocicletas que se aproximan por la parte posterior», comenta David Jofré.
Como protagonista principal del interior, la pantalla central de info-entretenimiento. Diez pulgadas con sistema de Control Gestual que facilita la interacción del usuario. «La posición elevada favorece la experiencia del conductor de tener el control del coche al alcance de su mano», destaca Jaume Sala, jefe de diseño interior de la marca. Otra de las ventajas de la pantalla flotante es que se ha bajado el tablero, por lo que se incrementa la visibilidad.
Además, es la primera vez que se crea toda la interfaz de diseño en el laboratorio digital. «El objetivo es reducir al máximo los botones físicos, que con una sola mirada se pueda acceder a todos los contenidos», revela Jofré.
En definitiva, un ecosistema 360º donde todas las zonas de la consola son accesibles y visibles con el objeto de ofrecer la máxima funcionalidad. Se han maximizado los espacios dedicados para diferentes tipos de objetos cotidianos, sin perder la esencia del diseño limpio para mejorar la experiencia que va más allá de la conducción.