Trece nuevas obras poéticas visten de cultura la calle

Laura Burón
-
Trece nuevas obras poéticas visten de cultura la calle - Foto: Á“scar Navarro

La Asociación Amigos de la Caneja instaló ayer los soportes en cinco nuevos enclaves de la capital

Desde ayer trece nuevos poemas forman parte de los elementos arquitectónicos de cuatro puntos de la ciudad gracias al proyecto Una manzana para comérsela a versos impulsado por la Asociación de Amigos de la Caneja.
Varios de sus integrantes y algunos de los autores de las poesías participaron en la instalación de las placas en un recorrido por el centro de la capital. Así, las columnas de uno de los edificios de la plaza de los Juzgados son el soporte para las obras de Ana Pérez Cañamares, Jorge Molinero, Marta Sanz, Andrés Neuman y Esther Muntañola. «En esta plaza, que debería cambiar su nombre por el de Justicia Poética tenemos un soporte enorme para esta iniciativa», explicó Enrique Delgado, de la Asociación de Amigos de la Caneja.
Las siguientes placas en ser colocadas fueron dos de grandes dimensiones: la de las calles José Zorrilla y Martínez de Azcoitia, junto al número 19. En esa misma calle se ha instalado, en el número 15 la obra titulada Mujer, de Cres Sanz Ruipérez.
Además, la propia Fundación Díaz Caneja también estrenó ayer una placa en la contravuelta de la escalera de acceso al centro con una obra del propio Juan Manuel Díaz Caneja. «Es un poema muy breve, titulado Amarillo que enlaza la pintura y la poesía», señaló Enrique Delgado. 
Por último, la plaza de Mariano Timón luce desde ayer los poemas de Benjamín Prado, Marcelino García Velasco, Sara Tovar y Paca Aguirre a la que también se rindió un pequeño homenaje con la lectura de su trabajo tras fallecer este mismo mes y que contó con la presencia de la directora de la Biblioteca Pública. De esta forma, son ya 37 los poemas que se pueden ver en el pavimento y las paredes de varias calles del centro de la ciudad.