El PSOE rechaza un pacto «con la derecha» en Sanidad

Carlos H. Sanz
-

La propuesta de soporte vital social por parte de la Junta para esta zona de la Montaña Palentina es calificada como «decepción», «tomadura de pelo» o «chapuza de última hora»

El PSOE rechaza un pacto «con la derecha» en Sanidad

El coordinador de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León, Diego Moreno, aseveró ayer que el PSOE no se sentará a hacer ningún pacto por la Sanidad «con las derechas de Castilla y León» mientras «no reabran las guardias en Barruelo de Santullán». «No pensamos sentarnos en ninguna mesa con esta gente porque solo pretenden que firmemos el desmantelamiento de la sanidad rural de Castilla y León y la muerte de la población en el medio rural. Que no cuenten con nosotros para nada», aseveró el parlamentario socialista.
La propuesta de la Consejería de Sanidad para esta zona de la Montaña Palentina, denominada de soporte vital social, y que pasa por formar en un curso de primeros auxilios a voluntarios, el uso de unas pulseras con geolocalizador y un punto de atención continuada cuando hubiese nieve o inclemencias del tiempo, ha soliviantado a los alcaldes de Barruelo y Brañosera, a los vecinos y al Partido Socialista.
Ayer, en la sede de la calle de Jacinto Benavente de la capital, el propio Diego Moreno criticó la «auténtica tomadura de pelo» presentada a los vecinos del norte de la provincia. «No es más que un ejemplo muy claro del desmantelamiento de la sanidad rural que pretende llevar a cabo la Junta de Castilla y León. Es una desvergüenza y así lo vamos a seguir denunciado los socialistas en las Cortes», aseveró el procurador socialista, que anunció que solicitará «la comparecencia inmediata de la consejera para que dé explicaciones» y una batería de iniciativas.
Moreno calificó de «cambiazo» la intención de la Junta de solucionar el problema de las guardias en la Montaña Palentina con «un cursillo de primeros auxilios». Un sentimiento que comparten los alcaldes de Barruelo y Brañosera.
«tomadura de pelo». El primer edil barruelano, Cristian Delgado, insistió en sus conclusiones tras la reunión del pasado viernes con la consejería de Sanidad. «Es una tomadura de pelo porque pretenden que el voluntariado sustituya una atención sanitaria digna», sentenció.
«No vamos a permitir que los barruelanos tengan una sanidad de quinta [categoría], porque nosotros no hemos provocado este problema. No es un plan eficaz ni ayuda a luchar contra la despoblación», sentenció.
Delgado reconoció estar «muy decepcionado» porque creyó a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y de verdad esperaba una solución al problema planteado con la eliminación de las guardias médicas durante los fines de semana y al que desde el sábado se suma la eliminación del punto de atención continuada durante los fines de semana, criticó.
«Nos tendrán en frente. No vamos a consentir que tapen sus carencias creando médicos sin carrera. Es una falta de respeto a los profesionales sanitarios, a los vecinos de la Montaña Palencia y al sentido común», añadió Delgado.
Por su parte, el alcalde de Brañosera Jesús Mediavilla, reconocía que esperaba de la Junta «un plan inteligente, ambicioso y novedoso» pero se han topado con «una chapuza pensada a última hora». 
«Pensábamos que iban a hablarnos de telemedicina y nos presentan pulseras que ni siquiera existen todavía», criticó Mediavilla, que, también «decepcionado», reclamó a la Junta «los remedios y la imaginación necesaria para que losciudadanos se sientan protegidos y puedan seguir poblando el medio rural».
«ya se hace». Desde la Plataforma en Defensa de la Sanidad, Yolanda Alonso, recordó que ese voluntariado social que propone la Junta «es una labor que ya se hace en los pueblos sin necesidad de que nadie te induzca a ello».
«Estábamos animados porque pensábamos que se iba a mejorar la asistencia en la zona aunque Barruelo pudiese sentirse perjudicado por la eliminación de las guardias, pero no se aporta aportar ninguna mejor a la zona, y la zona básica de salud de Aguilar está peor que hace unos meses. No entendemos cómo han traído este plan sin haber hecho nada por solucionar el problema que hay en Aguilar», aseveró Alonso.
Al respecto, Delgado recordó que la falta de médicos en la zona básica de Aguilar, cubierta por solo «dos o tres médicos cuando tenía que haber 11», está afectado a la la atención primaria de Barruelo de Santullán, desde donde se da cobertura a Barruelo, Brañosera y las juntas vecinales. «No se puede seguir así», aseveró.
Con esta situación, la secretaria provincial del PSOE, Miriam Andrés, apeló al Partido Popular, «tan reivindicativo con el Gobierno de España y con políticas que afectan de refilón a los palentinos, a que se sienten y den la cara para hablar de su modelo sanitario, de su modelo de atención primaria y de su modelo de prestación de servicios públicos básicos en el medio rural».