19 palentinos muertos en campos de concentración nazis

Laura Burón
-

El BOE publicó ayer el listado de los ciudadanos españoles que ya se dan oficialmente por fallecidos

19 palentinos muerto en campos de concentración nazis

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ayer el listado de los 4.427 españoles muertos en los campos de concentración nazis con el objetivo de facilitar a los familiares su registro como fallecidos.
En ese listado aparece el nombre de 19 palentinos que fueron deportados a los campos de concentración y murieron entre febrero de 1941 y enero de 1945. De los 19, catorce fueron asesinados en  Gusen, en Austria, al este de la ciudad de Linz, en un campo dependiente de Mauthausen, donde fallecieron otros dos; una de la víctimas palentinas del nazismo estuvo en Dachau y otro más en Sachsenhausen, ambos campos en territorio alemán, y otro más en Heinkel. Procedían de 17 localidades de la provincia y tenían entre 24 y 56 años.
Con la publicación de este listado se lleva a cabo lo acordado por la magistrada-juez encargada del Registro Civil Central, que cumple una de las iniciativas de la Ley de Memoria Histórica para la reparación de las víctimas del nazismo, según destaca el propio Ministerio de Justicia.
De esta forma los interesados tendrán la posibilidad de presentar alegaciones y solicitar correcciones en el plazo de un mes. Las víctimas serán incluidas en el registro de fallecidos, estatus que todavía no tenían.
En el caso de la provincia, el número de palentinos deportados a los campos de concentración nazi alcanza la treintena. A los 19 que ahora se ha dado oficialmente por muertos hay que sumar los diez que consiguieron sobrevivir, (entre ellos, la única mujer que fue trasladada a los campos nazis, Ángeles Cabeza, natural de Magaz de Pisuerga) y ser liberados por los aliados en el año 1945. 
Por lo tanto, hay un nombre que no aparece en el listado publicado ayer por el BOE, pero sí en el que maneja la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH). Se trata de González Ciro, natural de Torquemada, del que se desconoce qué suerte corrió: si murió en uno de los campos de concentración o consiguió ser liberado al finalizar la Segunda Guerra Mundial.