Casillas evoluciona favorablemente y no tendrá secuelas

EFE
-
Casillas no tendrá secuelas - Foto: Alberto Lingria

El doctor del Oporto asegura la total recuperación del portero español pero se muestra cauteloso con respecto al futuro de su carrera deportiva

El portero español Iker Casillas evoluciona favorablemente y sin sufrir complicaciones después del infarto agudo de miocardio que sufrió este miércoles, según informó el Oporto, club en el que milita.
El equipo luso divulgó un comunicado sobre la sesión matinal de entrenamiento, en el que explicó que Casillas "continúa internado, evolucionando favorablemente dentro de lo previsto y sin ningún tipo de complicación", sin dar más detalles.

Por su parte, Nelson Puga, jefe de los servicios médicos del Oporto, ha dicho que Casillas pudo superar su infarto sin que le queden secuelas pero subrayó que es pronto para hablar de su futuro en el fútbol, que va a depender de la recuperación y la propia voluntad del jugador.
"Dependerá de la medicación necesaria, de la evaluación que tendrá que ser hecha no solo en situaciones de reposo sino también de estrés como el ejercicio físico y también de la voluntad que tenga en continuar", dijo en declaraciones a Porto Canal, cadena propiedad del club.
Puga aseguró que tienen la certeza de que va a quedar "perfectamente recuperado", pero que solo después de tener en cuenta todos esos factores, "con mucha calma y mucho diálogo, se va a decidir si continúa y si quiere continuar".
Casillas permanece ingresado en el Hospital CUF de Oporto, donde ha sido sometido a un cateterismo. "Por suerte, fue diagnosticado rápidamente y los procedimientos salieron bien", explicó el médico del club en el que el jugador milita desde 2015.
Puga aseguró que Casillas está "bien, estable, con el humor que le caracteriza, tranquilo y acompañado de su familia". "Ahora empezará los primeros pasos de su recuperación después de este evento, que tiene evidentemente gravedad clínica", señaló.