El Santander lanza una opa por el 25% de su filial mexicana

Europa Press
-

El grupo ofrece un canje de acciones por un importe de 2.560 millones de euros a los socios minoritarios de la delegación y emitirá 572 millones de nuevas acciones para sufragar la operación

El Santander lanza una opa por el 25% de su filial mexicana - Foto: Pedro Puente Hoyos

Banco Santander ha comunicado su intención de formular una oferta de adquisición de todas las acciones de Santander México que no son titularidad del grupo y que representan aproximadamente el 25% del capital social de la entidad mexicana, una transacción valorada en cerca de 2.600 millones de euros que se espera lanzar y liquidar en la segunda mitad del año. 
Los accionistas que acepten la oferta recibirían 0,337 acciones de nueva emisión de Banco Santander por cada acción de Santander México y 1,685 american depositary shares (ADS) de Banco Santander por cada una de Santander México, según ha informado este viernes la entidad. 
La ecuación de canje implica una prima del 14%, teniendo en cuenta los precios de las acciones de Banco Santander y Santander México al cierre de los mercados el jueves y del 22% sobre el precio medio ponderado por volumen del último mes. 
En el caso de que toda las acciones titularidad de accionistas minoritarios aceptaran la oferta, considerando la contraprestación actualmente prevista, el Banco Santander debería emitir aproximadamente 572 millones de acciones, lo cual representa un 3,5% del capital social actual de Banco Santander. Teniendo en cuenta el precio de cierre de la cotización de ayer, 4,477 euros, dichas acciones están valoradas en casi 2.600 millones de euros. 

 

El atractivo de la operación

Según ha informado la entidad, la compra es consistente con la estrategia del grupo de incrementar su peso en mercados en crecimiento y "refleja la confianza de Banco Santander en México y en su filial mexicana, así como en su potencial de crecimiento a largo plazo". 
Este anuncio ha coincidido con la celebración de la junta de accionistas del banco, en la que su presidenta, Ana Botín, y el consejero delegado, José Antonio Álvarez, han aprovechado para defender el atractivo de la operación. 
"Creemos en México, en el potencial de su sector financiero y de Santander México, que hoy es uno de los bancos líderes en el país", ha subrayado Botín, añadiendo que, en caso de que el conjunto de los minoritarios acudiera a la operación, la adquisición tendría un impacto "positivo" en el capital. 
De hecho, ha asegurado que la compra del 25% de la filial en México supone una "oportunidad para monetizar los valores de los accionistas con una prima atractiva del 14%, ganando exposición a un banco global, diversificado y con unos resultados crecientes y más predecibles que los comparables".

Por otro lado, la presidenta del Banco Santander también ha hablado sobre las inminentes elecciones generales y ha aprovechado para reclamar a los partidos políticos "responsabilidad y madurez" y justicia social. "Que los políticos hablen claro. Tras estas elecciones necesitamos huir del cortoplacismo e impulsar una agenda reformista con visión de largo plazo, el crecimiento inclusivo y la cohesión social, que solo es posible si los empresarios invierten y crean empleo", ha declarado Botín.