Malestar en el transporte por el desvío en Saldaña

Rubén Abad
-

Aempatra considera que se lleva a cabo a través de carreteras "estrechas y peligrosas"

Malestar en el transporte por el desvío en Saldaña

Nada más producirse el desprendimiento de parte del puente de Saldaña, por motivos de seguridad vial se procedió a cortar el tráfico, estableciéndose los correspondientes desvíos, bien por el interior de Saldaña para el tráfico local, o bien a través de la P-241 y P-240 para los viajes de largo recorrido. En este punto, cabe señalar que los conductores que circulaban ayer por este tramo alertaban de que la señalización «era escasa, casi inexistente hasta llegar al puente».
Más complicado todavía lo tienen los vehículos pesados. En dirección a Guardo, deben desviarse en el cruce de La Serna por la PP-2414 y continuar hasta el cruce con la P-241 en la citada localidad, para ir después por la P-241 hasta encontrarse con la P-240 y llegar hasta Saldaña, incorporándose a la CL-615 después del puente.
Un desvío que no tiene nada contentos a los transportistas, que se lamentan por ser ellos «los que siempre pagamos todos los problemas en las carreteras, pase donde pase, y sea cual sea». Así lo cree al menos Óscar Baños, presidente de la Asociación Empresarial Palentina de Transportes (Aempatra), quien precisó que la del desvío «es una carretera muy estrecha. Hay que extremar las precauciones y  es muy peligroso que se crucen dos camiones» por las limitaciones de la calzada. Además, lamentó que los camioneros de la zona de Guardo que vayan al polígono El Soto de Saldaña harán 25 kilómetros a mayores, cuando lo normal es tardar no más de tres minutos desde esta zona industrial a la CL-615».