Acor prevé superar las 180.000 toneladas de azúcar

SPC
-
Planta de Acor en Olmedo (Valladolid) - Foto: Ical

El presidente de la cooperativa asegura que está en condiciones de competir con las compañías europeas

El presidente de la Sociedad Cooperativa Agropecuaria Acor y candidato a la reelección, Carlos Rico, se ha mostrado convencido de que la planta de Olmedo llegará a las 180.000 toneladas de azúcar esta misma campaña para la que se han confirmado ya en torno a las 15.000 hectáreas de siembra en una situación "razonablemente buena". 
Según ha explicado Rico en una entrevista a la agencia Europa Press a menos de una semana de las elecciones al Consejo Regulador que aspira volver a presidir, si la campaña se desarrolla en buenas condiciones se alcanzará un rendimiento medio por hectárea entre 105 o 110 toneladas con lo que se podrá superar la producción azucarera de la fábrica en la que se han invertido 41 millones de euros para su tecnificación. 
A esto ha añadido que la proyección para la molturadora de Olmedo es alcanzar los 110 o 120 días de actividad, frente a los 140 días de las azucareras francesas o alemanas, por lo que se ha mostrado convencido de que si se alcanzan las 120 o 125 jornadas Acor estará "en orden de competir al mismo nivel" que sus competidoras europeas. 
Según ha reconocido también la demanda de esas 15.000 hectáreas para siembras se ha visto acelerada por la "mala gestión del cultivo" de su competidora en España, en referencia a Azucarera, por presionar al agricultor a unos rendimientos económicos "o nulos o negativos" tras anunciar una rebaja del precio de 6 euros por tonelada. "Ese precio significa cambiar el dinero", ha considerado Rico que ha recordado al respecto que cualquier agricultor tiene que garantizar unos "ingresos mínimos" para poder amortizar sus créditos, pagar otros gastos o mantener a su familia. 
En este sentido, ha reivindicado que en los años más difíciles la cooperativa vallisoletana ha mantenido que la remolacha es "el punto de apoyo fundamental" y "la palanca" que soporta su estructura, lo que supone "asumir riesgos". 
"Sería muy fácil, con 3 euros menos la tonelada beneficio cero y no habría resultado negativo", ha ironizado Rico que ha defendido la decisiones de la empresa para estar "a las duras y a las maduras" en defensa del campo. "Esa presión a corto plazo te salva la foto de la gestión pero a largo plazo es muy negativa y muy mala", ha sentenciado.