El 'Guernica', emblema de la cultura española

J. V. (spc)
-

El cuadro de Picasso es la joya de la corona del centro Reina Sofía, que este año organiza un simposio internacional sobre el malagueño

El 'Guernica', emblema de la cultura española

Dos millones de visitantes contemplan cada año el cuadro más importante del Museo Reina Sofía:el Guernica, de Pablo Picasso, un inmenso oleo que constituye un icono universal de denuncia a todas las catástrofes bélicas.
El lienzo nació para formar parte del pabellón nacional en la Exposición Internacional de París de 1937 y es reflejo de una época y de sus dramáticas circunstancias: la Guerra Civil española.
El motivo que impulsó al artista malagueño a realizar la escena representada en esta gran pintura fue la noticia de los bombardeos efectuados por la aviación alemana sobre la villa vasca que da nombre a la obra. A pesar de ello, tanto los bocetos como el cuadro no contienen ninguna alusión a sucesos concretos, sino que, por el contrario, constituyen un alegato genérico contra la barbarie y el terror de la guerra. 
La sobriedad cromática, la intensidad de todos y cada uno de los motivos, y la articulación de esos mismos elementos, determinan el extremado carácter trágico de la escena.
El Guernica llega a España en 1981 procedente del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), donde permaneció depositado desde 1939 por expreso deseo del autor, quien había indicado que el lienzo regresase al país una vez que recuperase las libertades públicas y la democracia. Y así fue.
En 1992, el cuadro abandona el Casón del Buen Retiro rumbo al Museo Reina Sofía -una pinacoteca dedicada al arte moderno que se había inaugurado hace tan solo dos años antes-, en contra, según indica el experto y artista Tino Calabuig, de la opinión de Picasso, cuya voluntad era que el lienzo permaneciese en el Museo del Prado.
Sin embargo, la opinión del momento y también la actual es que el Guernica ocupe un lugar preeminente en un centro dedicado a la creación contemporánea. «Es una obra clave del siglo XX, y un icono no solo artístico sino político, es la obra de un artista que era consciente de que quería influir no solo en lo artístico sino en lo social y en lo político», declara el director del Reina Sofía, Manuel Borja-Villel y añade rotundo: «Este museo se hizo porque iba a venir el Guernica».
Ahora, 30 años después de la inauguración del más célebre de los centros culturales de arte moderno de España y 28 años después de que la obra más importante del siglo XX llegase a la pinacoteca de la calle Santa Isabel, el museo vuelva a volcarse, una vez, más con esta pieza única y con su autor. Además, de los habituales recorridos guiados, para conocer más en profundidad la idiosincrasia de la obra del malagueño, el centro prepara un gran simposio internacional titulado Orígenes materiales. Cuerpo y territorio en el primer Picasso (1906-1907), dedicado a analizar el primitivismo, la sexualidad y el territorio del artista antes del cubismo, durante la llamada etapa de Gósol.