El fútbol provincial se vuelca con Chuchi

Alberto Moreno
-

Todo hace indicar que el expediente del Comité de entrenadores se cerrará sin sanción. Se filtra que no hubo denuncia. Los jugadores de La Salle le despidieron entre lágrimas

El fútbol provincial se vuelca con Chuchi - Foto: Sara Muniosguren

Desde que el sábado Diario Palentino destapase la noticia del expediente abierto a Chuchi por parte del Comité de entrenadores que podría provocar una sanción económica y disciplinaria, tanto en su faceta de entrenador, como de jugador, se ha producido una cascada de acontecimientos y reacciones. 
Nadie entiende la norma que prohíbe a un jugador en activo entrenar a un equipo de base de otra entidad (es el caso del jugador del Palencia Cristo Atlético Chuchi con La Salle de la liga regional juvenil) y nadie entiende que haya sido denunciado al Comité de entrenadores desde Palencia por parte de un o unos. La indignación en La Salle y en el Palencia Cristo Atlético es total y en el fútbol provincial hay estupor. Las especulaciones en torno al autor o autores de la denuncia estaban en todas las conversaciones. Era evidente que de haberse producido esa denuncia y conocerse sus presuntos autores se hubiese producido una guerra en el fútbol-base palentino.
Sin embargo, todo parece indicar, o cuando menos eso es lo que se traslada desde la  Territorial, que no ha habido denuncia de ningún club o entrenador palentino, sino que el Comité de entrenadores ha obrado de oficio, al figurar como técnico de La Salle Javier Barreda (a Chuchi no se le tramitó la licencia por esa absurda norma de incompatibilidad) y presentar en algunos partidos el jugador del Palencia Cristo Atlético su carnet de entrenador nivel III, prueba de que nunca quiso engañar.
No es el caso de aquellos entrenadores que dejan su carnet (incluso lo venden) para que dirija su equipo un tercero. El problema es que una absurda ley le impide entrenar a un equipo de base de otro club mientras sea jugador. Esta ley podría tener su sentido si el Palencia Cristo Atlético tuviese equipo en la Regional Juvenil y se enfrentase a La Salle.Pero no es el caso. Chuchi, cuando estaba en el Unionistas de Salamanca también dirigía a La Salle no fue denunciado. Ahora, cuando juega en el Cristo, cuando La Salle ascendió a liga regional, sí.
A Chuchi se le ha abierto expediente por parte del Comité de entrenadores de la Territorial. Dado que ya ha dejado de entrenar a La Salle, la lógica y todo hace indicar que acabará siendo así, será que lo cierre sin sanción alguna o en todo caso mínima. Si el proceso continúa y se da traslado al Comité de Competición, la sanción que  se le podría imponer es dura, aplicando el artículo 104 del Código disciplinario de la RFEF, que señala de cuatro a veinte partidos o de uno a seis meses. En ambos casos, afectaría tanto a su faceta de entrenador, como de jugador, dado que es la licencia que tiene formalizada.
Seguramente, todo quedará en un expediente cerrado , sin sancionesy ausencia de denuncias. ¿Todos contentos? No, La Salle se queda sin su referente.Los perjudicados son los chavales y el propio técnico que no podrá culminar su obra.
despedida. El jueves, ante la indignación general, Chuchi se despidió de sus jugadores, explicándole los hechos, la denuncia que ha provocado la apertura del expediente y el riesgo de sanción. No era un brindis al sol. El domingo, aunque estuvo presenciando el partido, no dirigió a su equipo en el derbi de Campos Góticos ante el San Juanillo, con triunfo local por 2-1. Los chavales de La Salle portaron una camiseta con el mensaje «¡Hasta el final, vamos Chuchi!» escrita por ellos mismos. Chuchi no dio ni una sola indicación durante el partido.
 Al final se le saltaron las lágrimas cuando uno por uno sus jugadores se despidieron de él entre sollozos.Una imagen desgarradora que emitió ayer La 8 Palencia y que refleja lo sucedido.
Por la tarde, David Nieto, presidente del Palencia Cristo Atlético, también quiso manifestarse al respecto. No en vano, el club morado corre el riesgo de perder a un jugador importante por un largo espacio de tiempo. «Me parece lamentable que entrenadores palentinos hayan hecho esa denuncia que no les beneficia en nada. Se crea un malestar entre el equipo que dirige, cuyos chavales están muy afectados y en nosotros, que sin comerlo ni beberlo nos podemos ver afectados. Está visto que hay gente que mete el cuchillo».

 

DURAS SANCIONES SI LLEGA A COMPETICIÓN

Si el expediente abierto por el Comité de entrenadores pasa al Comité de Competición (que no parece), Chuchi se expondría a una fuerte sanción, como lo señala el Código disciplinario. En el artículo 104, infracciones de los entrenadores, se especifican hasta cinco supuestos: prestar o ceder el título para ejercer de entrenador, recibir prestado o cedido un título para entrenar, entrenar o hacerlo sin licencia, falsear la licencia e inclumplir la sanción por partidos o tiempo determinado.  En el artículo 104. 2 de este Código disciplinario se indica que «el autor responsable de esta clase de hechos será sancionado con suspensión de cuatro a veinte partidos o de uno a seis meses».