El PSOE apuesta por cambiar el PGOU para restringir el juego

Carlos H. Sanz
-

El PSOE defenderá en el pleno del próximo jueves una moción para fijar una distancia de 500 metros de estos establecimientos respecto a colegios y de 1.000 respecto a otro negocio

El PSOE apuesta por cambiar el PGOU para restringir el juego - Foto: VÁ­ctor Fernández Molina

A partir de la certeza de que la ludopatía es una enfermedad que domina la vida del enfermo en perjuicio de sus valores personales y sus obligaciones habituales, con consecuencias negativas en el ámbito personal, familiar, social, laboral y económico, el grupo municipal del PSOE defenderá una moción en el pleno del próximo jueves, el ordinario correspondiente a enero, con la que quiere impulsar cambios en el planeamiento urbano que favorezcan la prevención de un mal cada vez más habitual por «el incremento exponencial de casas de apuestas y salones de juegos».
Así, la propuesta del PSOE pasa por establecer distancias mínimas entre este tipo de negocios, de 1.000 metros, y de las instalaciones públicas como colegios, de 500, con el objetivo, además, de limitar su concentración y proliferación.
Los socialistas parten de la convicción de que el Ayuntamiento ostenta potestades necesarias para limitar este tipo de espacios físicos, y que el planeamiento urbanístico es la herramienta más eficaz contra la proliferación de este tipo de establecimientos.
La petición que la bancada socialista lanzará a la concejalía de Urbanismo pasa por llevar a cabo una modificación puntual de la normativa urbanística recogida en el PGOU, concretamente, de los artículos 50, 64 y 74. El primero de ellos, el 50, es el que recoge las clases de usos que puede tener el suelo de la ciudad.  El PSOE propone que dentro del grupo terciario, en su cuarto punto, el relativo a las actividades recreativas, se introduzca el epígrafe Salas de reunión con referencia a dos tipos: Grupo I y Grupo II.
salas de juego. Así, en el artículos 64, que es el que hace referencia a la definición y clase de los usos de los servicios terciarios antes citados, se especificaría que la Salas de reunión son «establecimientos donde se desarrolla la vida de relación, acompañada, en ocasiones, de espectáculos», incorporando al primer grupo los «cafés-concierto, salas de fiesta y baile, clubs nocturnos, ludotecas y salas de juegos recreativos», y al seguido, los «casinos de juego, salas de bingo, salones de juego y casas de apuestas y demás locales en que se practiquen juegos de azar».
Y, finalmente, en el artículo 74,  en el que se recogen las condiciones particulares de los usos de las actividades recreativas, los socialistas propondrán que para esos negocios incluidos en el Grupo II, se establezca un distancia mínima de 500 metros respecto a centros educativos, instalaciones deportivas, bibliotecas públicas, salas de estudio, aularios y parques infantiles. Y de un kilómetro, 1.000 metros, respecto a otros locales del mismo grupo.
El PSOE quiere también que en el supuesto de que un establecimiento esté encuadrado en los dos grupos o tenga otro uso, se aplique siempre la normativa más restrictiva, así como que la medición de distancias se haga por el vial más corto., aunque para determinar la distancia entre un establecimiento a instalar y el ya existente más próximo proponen que se trace una línea recta cuyo principio será el límite de fachada del local que ocupe la actividad autorizada, en el lado más próximo a la que se solicita, y el final el límite en fachada del local de la actividad que se pretende instalar en su lado más próximo a la ya ubicada.
La propuesta socialista también propone que en los locales en los que se desarrollen simultáneamente otros usos, exista una separación arquitectónica entre sendas actividades con un único acceso interior entre ellas. 
Por otra parte, el PSOE quiere que el Ayuntamiento inste a la Junta a desarrollar un proyecto de ley de reforma de la normativa reguladora del juego y las apuestas en Castilla y León.