Margareto hace un satisfactorio balance del programa teatral

C.C.
-

La empresa gestora del Teatro Ortega asegura que han sido unos sanantolines incluso mejores que en los últimos años

Margareto hace un satisfactorio balance del programa teatral - Foto: Sara Muniosguren

«La feria ha sido bastante buena, en la línea de los últimos años, incluso mejor». Es el balance de Eduardo Margareto, al término del ciclo programado en el  Ortega para los sanantolines de 2019, que ayer concluía con el mago Yunke.
La programación se abrió el 30 de agosto con la zarzuela Gigantes y Cabezudos. Music has no limits, Noche de monólogos, La fuerza del cariño, los musicales We love Queen-Tributo, La Bella y la Bestia y Los Miserables, el vodevil Sé infiel y no mires con quién, el concierto-espectáculo Strad, el violinista rebelde y la magia de Yunke lo completaron y, en general, puede decirse que todo ha contado con el beneplácito del público.
«Los diez espectáculos han funcionado bien, aunque han sido los monólogos los que han cubierto el aforo al cien por cien en las dos funciones. En el caso de La fuerza del cariño, We love Queen, Los Miserables y Sé infiel y no mires con quién, hemos tenido taquillas del 80 y el 90 por ciento», detalla Eduardo Margareto.
Así las cosas, añade que están «muy contentos», tanto por la calidad de lo programado como por la respuesta del público. «Es verdad que algunos nos han sugerido que traigamos más obras de teatro  o gente más conocida, pero yo creo que parte del éxito ha radicado precisamente en la variedad de la oferta, ya que ha permitido que acudieran públicos distintos».
También las compañías se han ido satisfechas de su paso por el Ortega. «Puede que los palentinos seamos algo menos expresivos que otros públicos, pero no veo mucha diferencia; de hecho, si algo nos gusta, nos entregamos, y en cinco o seis de los espectáculos de ferias, la gente no solo ha aplaudido, sino que se ha puesto en pie al final».
Ahora toca elaborar un concienzudo análisis cuantitativo y cualitativo del ciclo de ferias y empezar a pensar en el próximo y en esa «vuelta de tuerca» que será preciso dar para que la oferta siga siendo atractiva. «Hacemos mucho teatro durante todo el año y estamos centrados en la programación hasta Navidad; más adelante nos pondremos a trabajar en los próximos sanantolines, aunque puedo decir que el esqueleto ya está formado».