6 dominicos víctimas de la Guerra Civil serán beatificados

ALBERTO ABASCAL
-

Uno de ellos murió asesinado en Almería y los otros cinco fueron martirizados en la provincia de Ciudad Real · La catedral castellanomanchega podría albergar la ceremonia . Los seis palentinos forman parte de un grupo total de 27 religiosos

6 dominicos víctimas de la Guerra Civil serán beatificados - Foto: STEFANO RELLANDINI REUTERS

El Vaticano decidirá en los próximos meses la fecha y el lugar de celebración de la ceremonia de beatificación de 27 religiosos dominicos, 20 del Convento de la Asunción de Calatrava de Almagro (Ciudad Real) y otros siete adscritos a la Diócesis de Almería, que fueron asesinados al inicio de la Guerra Civil. Entre todos ellos hay seis dominicos procedentes de la provincia de Palencia, según los datos a los que ha tenido acceso este periódico.
El  padre Juan Aguilar Donis nació en la capital palentina en 1886.  Después de completar sus estudios filosóficos y teológicos en Almagro, fue ordenado sacerdote en 1913 y asignado a varios conventos, incluido el de Almería. En su causa se indica que después de abandonar el convento, se refugió en la casa de un benefactor. Los milicianos lo arrestaron el 26 de agosto de 1936 y tras ser torturado, en la noche del 2 al 3 de septiembre, fue asesinado a tiros en el área de Tabernas, en la provincia de Almería.
Los otros cinco dominicos palentinos que serán beatificados son:  José Garrido Francés, sacerdote nacido en 1893 en Villaherreros y que fue asesinado el 30 de julio de 1936 en Miguelturra (Ciudad Real); Santiago Aparicio López, clérigo profesor dominico, que nació en 1913 en Revilla de Collazos y murió martirizado el 8 de agosto de 1936 en Manzanares (Ciudad Real); Antonio Trancho Andrés, sacerdote-profesor nacido en 1900 en Becerril de Campos y que murió martirizado el 14 de agosto de 1936 en Almagro (Ciudad Real); Natalio Camazón Junquera, sacerdote-profesor nacido en 1873 en Castromocho y que murió martirizado el 14 de agosto de 1936 en Almagro (Ciudad Real); y Ovidio Bravo Porras, profesor dominico que nació en 1908 en Fuenteandrino y que murió martirizado el 14 de agosto de 1936 en Almagro (Ciudad Real).
Según informa La Tribuna de Ciudad Real, la catedral de esta capital castellanomanchega podría albergar la ceremonia de beatificación de los mencionados dominicos martirizados. 
La decisión final recae en la Secretaría de Estado de la Santa Sede, previa consulta a la Congregación para las Causas de los Santos y el obispo el también palentino Gerardo Melgar Viciosa.

años 50. La causa se inició en la década de los 50 del pasado siglo, promovida por la ya desaparecida provincia Bética de la Orden de Frailes Predicadores (los dominicos se unieron en una sola provincia, Hispania, en el año 2016).
En octubre de 2015, la ponencia impresa y encuadernada (en torno a 500 folios) fue remitida a un grupo de teólogos para que confirmaran si existió un verdadero martirio, es decir, si los dominicos que moraban el convento almagreño «murieron tras ser perseguidos por motivos religiosos y aceptaron su muerte como testimonio de la fe que profesaban». En octubre de 2018, los teólogos examinaron la ponencia y fue aprobada.
Por su parte, la Diócesis de Almería se ha alegrado de que la Iglesia reconozca el martirio en estas tierras de más mártires testigos de la fe, especialmente en el caso del palentino Juan Aguilar Donis.