CCOO alerta de que cada año la provincia pierde 830 jóvenes

DP
-
CCOO alerta de que cada año la provincia pierde 830 jóvenes - Foto: Eva Garrido

El sindicato organizó una jornada de asesoramiento para personas de entre 20 y 35 años sobre las posibilidades de hallar empleo, el salario digno, así como los derechos laborales que les asisten

La provincia de Palencia pierde cada año unos 830 jóvenes de entre 20 y 35 años, segú los cálculos realizados por CCOO. Entre los que salen de ese rango de edad, los que no entran y los que emigran en busca de nuevas oportunidades laborales, la pérdida de esta población es más que preocupante para el sindicato, especialmente «porque son las personas mejor preparadas, que tienen que salir para lograr una oportunidad», manifestó Luis González, secretario general de CCOO Palencia, durante la celebración deuna jornada de formación en derechos laborales para jóvenes.
Formación encaminada, como indicó Sheila Mateos, secretaria de Juventud de CCOO Castilla y León,  a dotar a los jóvenes «que aún no han entrado en el mercado laboral, aunque puedan haber hecho ya sus primeras prácticas no laborales», aspectos como «el trabajo que se van a encontrar, lo que es un salario digno o cuáles son sus derechos laborales». Alrededor de un centenar de personas tomó parte en la reunión, mantenida en la Biblioteca Pública de Palencia. 
Según Mateos, es necesario tomar medidas en el ambito del Diálogo Social de Castilla y León, para que, de acuerdo y en apoyo a las pactadas a nivel nacional, los jóvenes puedan tener expectativas de vivir en Castilla y León. Así, además de la mejora de las condiciones laborales, también apostó por la ayuda a la vivienda, «necesaria para mantener a la juventud en Castilla y León».
El secretario provincial de Juventud y Nuevo Empleo de CCOO, Carlos Gutiérrez indicó además que la precariedad laboral y los bajos sueldos son «una epidemia para la juventud», y en combatirlos se basó la jornada de ayer. Además, reconoció que el sindicato trabaja para forzar la puesta en marcha del control horario, del control de la subcontratación «que debe ser para añadir valor, no para recortar derechos» y para acabar con la ultraactividad. 
Ante la pasividad y las piedras en el camino que se están encontrando por parte de la patronal y el Ejecutivo para llevarlas a cabo, el próximo 8 de febrero CCOO y UGT han convocado una manifestación en Madrid para reclamar una mayor velocidad para aplicarlo.
Otro de los aspectos más tratados en el encuentro con jóvenes de ayer fueron las prácticas no laborales, porque recientemente el Gobierno aprobó una normativa que hará que todas esas prácticas coticen a la Seguridad Social.