Diez localidades en alerta por las crecidas de los ríos

Rubén Abad
-

Aunque la tendencia es a la baja en la mayoría de los puntos, se mantienen activos los avisos naranjas y rojos. Siete carreteras cortadas de la red autonómica y provincial a consecuencia de los desbordamientos

Diez localidades en alerta por las crecidas de los ríos - Foto: Á“scar Navarro

Las secuelas de Elsa siguen siendo notables, con especial incidencia en los ríos, que bajan muy crecidos. Tanto es así que once localidades permanecían ayer en alerta naranja y roja por las crecidas del Carrión, Pisuerga, Valdavia, Arlanza y Camesa. En la mayoría de los casos, la situación se mantuvo estable, o incluso algo mejor. Sin embargo, en otros puntos, como en Quintana del Puente, se alcanzó la alarma roja con un Arlanza de 4,11 metros de nivel  y picos de 277,76 m3/s de caudal.  
El punto más conflictivo fue Cordovilla la Real, donde el desbordamiento del Pisuerga obligó a la Junta a mantener cortada la carretera P-412. Por la tarde se repitió la operación en la P-991, en Monzón. En la red provincial se vieron afectadas  cinco vías: PP-2233, PP-4301, PP-6202, PP-9641 y la PP-9832. 
CAPITAL. Elsa y Fabián también se dejaron notar en la capital, donde el caudal del Carrión, que se desbordó en algunos puntos, alcanzó los 253,23 m3/s de caudal y los 2,58 de nivel. A modo preventivo, se cortaron los accesos al Ribera Sur y el Isla Dos Aguas, el carril-bici de la avenida de Castilla y el camino de San Román, así como la zona de las Huertas del Pombo. Además del nivel del río, también preocupaban la fuertes rachas de viento, de hasta 89 km/h, que derribaron varios árboles en puntos como El Sotillo o la avenida de Castilla. 
En paralelo, el Ayuntamiento estuvo en todo momento en contacto con los servios de mantenimiento de guardia del hospital Río Carrión ante posibles incidencias. [Más información en las páginas 32 y 50]



Las más vistas

Sucesos

Retrasos en los Alvia a Santander y Gijón

La línea férrea siguió afectada tras el descarrilamiento registrado ayer en la bifurcación del Cerrato, en las cercanías de la fábrica de Renault España en Villamuriel de Cerrato, de un vagón de la línea Madrid-Gijón con 275 pasajeros