Valdavia Viva seguirá vigilante ante nuevas macrogranjas

Rubén Abad
-

La plataforma vecinal reitera que hay «suficientes evidencias» de los efectos secundarios para el entorno que acompañan a este tipo instalaciones

Valdavia Viva seguirá vigilante ante nuevas macrogranjas - Foto: Patricia González

«Son unas excelentes noticias». Así califica la plataforma vecinal Valdavia Viva el fin del proyecto de la macrogranja porcina que la multinacional cárnica Campofrío y la empresa Ealuasa (Explotación Agropecuaria Loma de Ucieza) tenían previsto levantar en el municipio de Castrillo de Villavega.
Objetivo cumplido el de este colectivo que nació para dar voz a los vecinos de la zona que apuestan por la sostenibilidad como pilar fundamental de desarrollo en la comarca de La Vega-Valdavia y que, desde sus inicios, se opusieron de base al citado proyecto ganadero. No obstante, anuncia que seguirá pendiente y apoyará a otras plataformas y localidades de la provincia que se vean afectadas por proyectos similares. «No queremos ser el estercolero de las integradoras porcinas», afirman. «Existen suficientes evidencias de los efectos secundarios que acompañan a este tipo de proyectos», añaden.
Una información de la que se enteraron a través de la prensa y de la que aseguran que, «a pesar de que Adolfo Palacios (alcalde de Saldaña y diputado provincial) nos otorga el mérito de esta decisión, lo cierto es que no sabemos los verdaderos motivos ni hay información oficial al respecto. Nos halaga, sin duda, pero somos totalmente conscientes de que una ciudadanía organizada e informada no ha sido la razón de esta renuncia», continúan.
ASENTAR POBLACIÓN. Ante esta falta de información, a la plataforma Valdavia Viva solo le queda «especular» sobre los motivos reales del cese del proyecto. En cuanto a los 15 empleos comprometidos y a la rehabilitación del antiguo cuartel de la Guardia Civil como vivienda, reiteran que «está demostrado que este tipo de proyectos no frenan la despoblación, puesto que, independientemente de lo que prometan, los puestos de trabajo son sensiblemente inferiores, y tampoco pueden garantizar el lugar donde residan los trabajadores de las explotaciones».
En respuesta a las palabras que pronunció Palacios hace unos días en contra de la plataforma, esta  recuerda que la integra habitantes «permanentes y estacionales» de Castrillo de Villavega y de otros muchos pueblos de la comarca «que tienen derecho a organizarse, informarse y ser consultados sobre este tipo de iniciativas».