El Palencia Baloncesto no puede optar a la victoria (86-75)

Área 11
-
El Palencia Baloncesto no puede optar a la victoria (86-75) - Foto: Carla Cortés (Diario Información)

Los palentinos fueron siempre a remolque, pero se quedaron muy atrás en el comienzo del tercer periodo y ya no pudieron optar a un triunfo que buscarán mañana

El Palencia Baloncesto no pudo comenzar con triunfo la eliminatoria de semifinales y cayó derrotado en la pista de un Lucentum Alicante que fue siempre por delante en el luminoso. Los locales estuvieron mejor que su rival en el rebote ofensivo y eso, junto a la actuación de Sabat y Llorca, les permitió mantener siempre el control del partido.
El encuentro comenzó con muchas reservas por parte de ambos equipos, que apretaban en defensa y tanteaban al rival. Así, la primera canasta tardó un minuto y medio en llegar y fue para los locales. Middleton estrenaba marcadores con el 2-0, y un triple de Green abría la primera brecha para los locales (5-0) ante un Palencia que no veía aro hasta el tercer minuto de juego. Le costaba a los visitantes abrirse paso entre la zaga local y, poco a poco, el Lucentum fue abriendo brecha, hasta alcanzar los diez puntos de ventaja (19-9) a falta de 3:41 para el final del cuarto. De poco sirvieron los tiempos muertos. El Palencia seguía sin encontrar posiciones cómodas de tiro y perdía balones que permitieron que su rival se fuese al final del cuarto con 25-16.
Mejoró el panorama para los palentinos en el inicio del segundo cuarto. Los visitantes apostaron por agotar sus posesiones en busca del aro rival, a la vez que apretaban los dientes en defensa y se reencontraban con el acierto de Durley que, con siete puntos consecutivos colocaba el 27-25 en el luminoso (minuto 13). Ahora la igualdad era máxima en la pista y las defensas se imponían a los ataques, lo que benefició a un Palencia que a falta de seis minutos para el descanso empataba el choque a 29 puntos. Pero la alegría duró poco y tras el empate a 32 puntos un nuevo arreón de los locales significó un parcial de 10-0 que volvía a poner contra las cuerdas a los visitantes (42-32, minuto 17). Pero Palencia no bajó los brazos y al descanso conseguía recortar las distancias a sólo cinco puntos (43-38).
Sin embargo, en el inicio del tercer cuarto Alicante volvía a abrir la brecha hasta los diez puntos gracias a su buen trabajo defensivo y, sobre todo, a sus superioridad en el rebote ofensivo. Mediado el tercer cuarto las estadísticas no engañaban: Lucentum había atrapado ocho por tan solo uno del rival, y esas segundas opciones, junto a la gran actuación de Sabat y Llorca, estaban marcando las diferencias (61-43, minuto 25).
No consiguió Palencia reducir esa distancia en el segundo tramo del cuarto, aunque al menos logró cortar la sangría de puntos de un Lucentum que entraba en los últimos diez minutos de partido con una ventaja de 15 puntos (67-52).
Sin embargo los visitantes aún no habían dicho la última palabra y, aprovechando las rotaciones visitantes y sacando fuerzas de donde no quedaban, el Palencia conseguía en el inicio del último cuarto un 2-8 que parecía devolver la la esperanza. Pero esta duró solo hasta que los locales volvieron a ponerse las pilas, abriendo de nuevo la brecha hasta los 14 puntos (74-60, minuto 33).
Lo intentó todo el Palencia, que en algunas fases de la recta final consiguió acercarse hasta los cinco puntos. Pero lo cierto es que Alicante estaba administrando sus fuerzas a la perfección y cada vez que los visitantes se acercaban un poco en el marcador protagonizaban un pequeño arreón que les daba de nuevo traquilidad. Así, a falta de un minuto para la conclusión la ventaja local era de siete puntos (82-75). Suficiente para que los locales sumaran el primer triunfo (86-75).