Los municipios mineros piden entrar en la Transición Justa

Rubén Abad
-

Santibáñez, Castrejón, Cervera, Barruelo y La Pernía exigen al Gobierno que les incluya en los fondos junto a Guardo y Velilla. Han mantenido una reunión en León y esperan una respuesta de Moncloa

Los municipios mineros piden entrar en la Transición Justa

La Comisión Europea ha hecho de la lucha contra el cambio climático su principal promesa política. Cumplirla requerirá inversiones millonarias y diseñar una transición ecológica que no deje en la cuneta a los municipios vinculados históricamente a los combustibles fósiles, en el caso de la provincia, a la minería de carbón.
Su principal herramienta son los fondos de Transición Justa, de los que en Palencia ya se sabe que se beneficiarán Guardo y Velilla del Río Carrión, las dos localidades más afectadas directamente por el cierre de la central térmica. Una inclusión que aplauden en la cuenca pero que el resto de municipios del grupo 1 considera «discriminatoria», pues se ha puesto como fecha de corte el 31 de diciembre de 2018.
Entre ellos se encuentran Santibáñez de la Peña, Castrejón de la Peña, Cervera de Pisuerga, Barruelo de Santullán y La Pernía, que exigen su inserción, pues, como señala el alcalde cerverano, Jorge Ibáñez, «el fin de la minería es un problema que nos atañe a toda la Montaña Palentina».
Con este propósito varios regidores de municipios mineros se desplazaron hasta León para abordar esta problemática y buscar soluciones. El encuentro tuvo como escenario la Diputación de la provincia vecina y allí acordaron remitir una carta al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico a la que aún no han recibido respuesta desde La Moncloa.
Entre los presentes, se encontraban representantes municipales de Guardo, Velilla, Barruelo y Santibáñez, que también representaba los intereses de La Pernía.
El primer edil de esta última localidad, Manuel Maza, está de acuerdo en que Guardo y Velilla «reciban un pequeño plus a mayores, pues es donde se ubicaba la térmica», pero considera que «no nos pueden dejar tirados al resto, porque también hemos vivido de la minería y nos hemos enfrentado a los mismos problemas».
Opinión similar mantiene su homólogo barruelano, Cristian Delgado, quien sentenció que  «no es normal que se establezca una fecha de cierre a 31 de diciembre de 2018, cuando hay municipios que llevamos muchos años sufriendo los efectos de la descarbonización, sin que se nos haya ofrecido una alternativa seria». Asimismo, aseguró que el municipio norteño va a «pelear» para no quedarse fuera de estos fondos.
Asimismo, pidió a la ministra Teresa Ribera que tenga en cuenta la situación de la cuenca minera palentina, donde la industria del carbón lleva cerrada muchos años y, por consiguiente, se les deja fuera de estas ayudas millonarias procedentes de la Unión Europea.