scorecardresearch

Mañueco: "El buen periodismo es la vacuna contra los bulos"

SPC
-

El presidente de la Junta ensalza la labor de los periodistas durante la pandemia y censura las amenazas a la libertad de información, el "oxígeno" de la democracia

Mañueco: "El buen periodismo es la vacuna contra los bulos"

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, aseguró hoy que la mejor vacuna, la “óptima”, contra el virus de la desinformación, uno de los riesgos durante la pandemia del COVID-19, es el “mejor periodismo”, la “prensa de calidad”, los medios profesionales que contrastan la información y facilitan las claves necesarias para interpretar el mundo.

Fernández Mañueco que clausuró en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid la entrega de los XXXIV Premios de Periodismo Francisco de Cossío, ensalzó la labor de todos los medios de comunicación de la Comunidad durante la pandemia por seguir informando de lo que sucedía a pesar de las dificultades y de la necesidad de adaptarse a la nueva realidad, con el trabajo a distancia y el teletrabajo, pero también a los desafíos tecnológicos. “Lo habéis conseguido”, dijo.

En ese sentido, el presidente de la Junta aludió a los dos “peligros” a los que en su opinión se han enfrentado este año los periodistas, uno de ellos, el “virus” de la desinformación derivada del exceso de información, con “muchas y poco verificables fuentes”, que abrumaban a la población y generaban “angustia” con noticias falsas, hechos inciertos o teorías conspirativas.

Otro de los riesgos a lo que se refirió el presidente fueron las “amenazas” a la propia libertad de información, con las “excusas” para crear organismo que controlaran la verdad. “La verdad está en vuestras manos”, dijo Fernández Mañueco, que añadió que nadie que no sea un periodista puede juzgar la veracidad o “abrir o no la llave de paso”. “El pensamiento único no cabe en una sociedad libre”, dijo y añadió que la libertad de información es el “oxígeno de la democracia”.

Por ello, a los periodistas, como “servidores” de esa verdad”, les encomendó que continúen por el camino de la honestidad intelectual, la capacidad crítica, el rigor en el análisis, porque insistió: “Merece la pena”. De esta forma, aseguró que se siente “orgulloso” de los medios de comunicación, que remarcó han sabido adaptarse al escenario de la pandemia, demostrando la capacidad también de Castilla y León.

Además, valoró el esfuerzo hecho por contar lo que ocurre en Castilla y León y por convertir en protagonista a esta tierra, puesto que en su opinión la pandemia ha revitalizado la vida en los pueblos y en los barrios de la ciudades. Para ello, el presidente destacó la adjudicación de las licencias de televisión local, que señaló mejorará la pluralidad informativa, o el actual concurso de FM, que sembrará la Comunidad, en su opinión, de emisoras de proximidad.

También reiteró su compromiso extender, como reclama sociedad, la banda ancha, la “autopista de la información”, para hacer la Comunidad más atractiva y un territorio con más oportunidades. De esta forma, señaló que cada vez más está “más cercana” la vuelta a la normalidad y añadió que existen “fundadas perspectivas” de recuperación, lo que abre una etapa en la que aseguró seguirán necesitando a los medios, como “fieles cronistas de la realidad”, depositarios de la esperanza y “notarios con conciencia crítica”, en definitiva, de “uno de los pilares de la sociedad democrática”.

Premiados

En su intervención, el presidente de la Comunidad destacó la importancia de retomar este acto, como una cita “clásica” del periodismo y como un reconocimiento a la labor de quienes han destacado a lo largo de 2019, a pesar de que se trató de una celebración con asistencia limitada y un seguimiento telemático.

Sobre Ángel María de Pablos, premio a la Trayectoria Profesional, destacó su dedicación al “mejor periodismo”, que recalcó vivió y mamó en su casa y en El Norte de Castilla. Además, valoró su “precoz” incursión en una profesión en la que a su juicio aportó un valor humano, su convicción cultural y su apuesta por el turismo vinculado al deporte. Tras escucharle, confesó que sus palabras de hoy le habían recordado sus retransmisiones de finales de los 70 y 80.

También Fernández Mañueco puso en valor el trabajo premiado en la categoría de televisión de Manuel Centena que narra un “doloroso” atropello de dos ciclistas, por lo que confió en que sirva para evitar accidentes y la pérdida de vidas, porque a su juicio propone una “honda” reflexión sobre la seguridad vial, especialmente, en las ciudades. También destacó la dimensión humana y las historias narradas por el berciano Carlos Fidalgo, premiado en el ámbito de la prensa, por utilizar recurso literarios para contar historias reales de la despoblación.

Además, sobre el premio en la categoría digital, que fue para la segoviana María Coco, destacó que ofrece imágenes que evocan emociones, que expresan sentimiento de impotencia e incertidumbre, pero también de esperanza en un momento complicado como un incendio.

También destacó el compromiso con la pluralidad del salmantino José Antonio Ramos, al que se refrió como Pepe, por su trabajo sobre la mina de uranio de Retortillo y valoró la capacidad del fotógrafo Nacho Gallego por captar la despedida de una persona de personalidad “cercana y sincera”, como el expresidente Juan Vicente Herrera en julio de 2019, al que consideró su “amigo” y una de las personas que más han influido en él. Sobre ello, destacó que los políticos también son seres humanos, aunque a veces no sean capaces de transmitir su humanidad.

Finalmente, aprovechó para enviar un “cariñoso saludo” y mensaje de afecto a Begoña Grijalbo, viuda del periodista Luis Barcenilla, un “incansable trabajador” en la Junta, que deja una “huella honda y profunda”, y del que destacó su “gran nivel” de profesionalidad y su “calidad y calidez humana”.