TODOS ESPERABAN MÁS

Laura Burón
-

Solo los socialistas vivieron con júbilo los resultados de la triple cita electoral de ayer

Los lugares elegidos por los partidos políticos para seguir los resultados eran ayer un remanso de tranquilidad. Poco ruido y todos pendientes de teléfonos móviles, pantallas de televisión y portátiles. Solo con el PSOE, que se reunió en el  restaurante Duke, se vivió un ambiente festivo propio de los ganadores.
La sensación en todos los partidos que tenían opciones de conseguir representantes era que se habían quedado cortos en sus resultados, los que mantenían los representantes o los aumentaban esperaban aún más y los que los perdían se sentían desconsolados.
PSOE
Con vítores y gritos de «¡alcaldesa, alcaldesa!» e «Ista, ista, ista, Palencia es socialista», los simpatizantes del Partido Socialista recibieron con un largo aplauso a Miriam Andrés, que se abrazó con los miembros de su candidatura y con históricos dirigentes del partido como Julio Villarrubia y Heliodoro Gallego. Rodeada de los miembros de su equipo festejó la victoria brazos en alto y pidió la presencia de la número 11 de su lista, Leire Montero, que cierra la representación socialista en el Ayuntamiento para la próxima legislatura.
Andrés no dudó en descalzarse y subirse a una mesa para dirigirse a sus compañeros, agradecerles el trabajo realizado durante la campaña, exigirles compromiso con los palentinos y trabajo los próximos cuatro años y a la vez lamentar que las fuerzas progresistas no hayan sido mayoría en la capital. Los buenos resultados en las autonómicas y las europeas contribuyeron a que los socialistas estuvieran satisfechos con los resultados y celebraran en un ambiente festivo la noche electoral.

PARTIDO POPULAR
En la sede del PP el ambiente estaba enrarecido. Por un lado, caras largas por perder la Alcaldía de la ciudad, con Alfonso Polanco sereno, dando por bueno un resultado que a su parecer es «digno», tras lo ocurrido en las elecciones generales y confiando en la posibilidad de poder llegar a pactos para seguir al frente del Consistorio capitalino. Por otra parte, los resultados de los populares en la provincia han sido buenos y tras el final del escrutinio en algunos municipios, como por ejemplo Villamuriel de Cerrato, se escucharon aplausos y gritos de enhorabuena al nuevo alcalde.

CIUDADANOS
Tranquilos y muy atentos a la televisión vivían los candidatos y simpatizantes de Ciudadanos el final de la noche electoral en el restaurante Chaval de Lorenzo. En su ánimo se notaban ciertos altibajos. Por un lado, confiaban en aumentar su representación en el Ayuntamiento y al comprobar que se mantenían con tres concejales parecían venirse ligeramente abajo, pero al cerciorarse de que eran la llave de gobierno volvían a animarse. La que más contenta parecía estar a medida que pasaban los minutos era Carolina N. Gómez, que se estrenará como concejala en el próximo mandato y daba por buenos los resultados que iban apareciendo en las pantallas. 

GANEMOS
Cariacontecidos estaban en la sede de Ganemos, en la calle Mayor Antigua. La candidata a la Alcaldía de Palencia, Sonia Ordóñez, seguía con atención los resultados en la pantalla de un ordenador portátil y cuando el escrutinio ya rondaba el 80 por ciento no podía evitar que las lágrimas aparecieran en sus ojos. Sus compañeros intentaban animarla y consolarla, aunque todos eran conscientes de que los resultados se quedaban muy lejos de lo esperado. Aún así, intentaron hacer de tripas corazón y esperar a los resultados definitivos.
VOX
Los apoderados y simpatizantes de Vox tardaron en llegar a su sede de la calle Panaderas, puesto que muchos seguían a pie de urna los recuentos. Poco a poco fueron llegando para sentarse ante el televisor y comprobar la aparición de sus candidatos en varios Ayuntamientos españoles, incluido el de Palencia. Fueron los más comedidos a la hora de la celebración. Contentos por ese concejal conseguido, reconocieron que esperaban obtener un segundo representante, algo que finalmente no ocurrió.
PODEMOS
Con filosofía y hasta con un cierto toque de humor se tomaron en Podemos los resultados de las elecciones locales, que no les dan ningún representante en el Ayuntamiento. Un pequeño grupo de simpatizantes y candidatos se dieron cita en su sede de la calle Jorge Manrique pasadas las once de la noche para esperar al 100 por cien del escrutinio y entre amigos ya hablaron de las perspectivas de futuro, dejando claro que habrá que elegir otras estrategias para recuperar lo que han perdido.