"En el boxeo ser mujer es un obstáculo"

Ana Márquez / EFE
-
"En el boxeo ser mujer es un obstáculo" - Foto: Ana Márquez

La boxeadora Joana Pastrana denuncia las dificultades que su disciplina impone a la mujer y reconoce la importancia del feminismo para conseguir la igualdad en el deporte

Joana Pastrana (Madrid, 1990) ha conseguido un ascenso meteórico en sólo tres años, en los que dejó de lado su trabajo en la hostelería para ser dos veces campeona mundial de boxeo en peso mínimo y asegura que hay que dar referentes femeninos a las niñas para mostrarles que "pueden alcanzar sus metas".

Quiere dejar claro que en el mundo del boxeo, predominantemente masculino como la mayoría de los deportes, las mujeres ya tienen un espacio y que el feminismo ha contribuido a dar más visibilidad al deporte femenino.

La laureada boxeadora es uno de los Rostros 8M que defiende, la necesidad de "dar el máximo" para convertirse en un referente y que todo aquel que tenga ganas e ilusión pueda alcanzar lo que se proponga.

 

¿Cómo la ha ayudado el feminismo?

Hoy en día, en lo que me ha ayudado el feminismo, ha sido a darme a conocer. La realidad es que el deporte que practico es minoritario y con toda la ola que está habiendo se me ha dado más cobertura y tengo más visión.

Poco a poco estamos haciendo que nuestro hueco mediatice porque estamos rompiendo barreras y alcanzando éxitos que nunca antes se habían alcanzado.

 

¿Dos medidas que deberían implantarse para caminar hacia la igualdad?

Para empezar, equipararía los salarios entre hombres y mujeres porque están realizando, y esmerándose en hacer, el mismo trabajo. Al igual que se debería incentivar a que pudieran acceder a los mismos puestos de responsabilidad.

Hay que luchar por dar referentes a las niñas y yo me esfuerzo en ello. Hay que hacer lo mejor que esté en nuestras manos para que las niñas sepan que pueden alcanzar sus metas.

 

¿Se ha encontrado con algún obstáculo por ser mujer?

En el boxeo ser mujer es un obstáculo porque somos muy pocas, es un mundo más difícil para nosotras. Pero personalmente no me he encontrado ninguno porque siempre me he abierto hueco en cuanto he entrado en el gimnasio. En mi entorno profesional trabajo con hombres y eso me ha ayudado a superar barreras que, si hubiera trabajado con mujeres, no habría conquistado o llegado a alcanzar.

Ahora se ven más mujeres en los gimnasios y en las veladas pero cada día debería de haber más. No debemos tener miedo ya que nadie nos va a poner una mano encima. Que den la oportunidad al boxeo, ya que nadie les va a pegar. Las que lo prueben solo van a sacar cosas buenas de este mundo

 

Mañana Pastrana, de 29 años, tratará de defender su título en el campeonato del mundo que le enfrentará a la mexicana Ana Arrazola, en un encuentro que tendrá lugar en la localidad madrileña de Moralzarzal.

Esta será la segunda defensa del título de la madrileña, tras la victoria de octubre ante la boxeadora tailandesa Tor Buamas.