La despoblación serán una prioridad en los fondos europeos

SPC
-
Imagen de archivo de la Eurocamara - Foto: Europa Press

La Eurocámara vota a favor de que los desafíos demográficos sean una prioridad de gasto para los fondos europeos 2021-2027

La Eurocámara votó hoy que los desafíos demográficos sean una prioridad de gasto para los fondos europeos del nuevo período 2021-2027. El Comité de Desarrollo Regional del Parlamento Europeo votó hoy el reglamento de disposición comunes de los fondos estructurales, lo que supone el primer paso de generación de los fondos europeos.

El alcalde de Soria y miembro de la Federación Española de Municipios y Provincias, Carlos Martínez, destacó la importancia de la votación favorable, pues abre la puerta a que Europa inste a los gobiernos a situar el reto demográfico en primera línea de la agenda política. “Este primer paso abre la puerta a que Soria esté en primera línea para ser beneficiaria de esos fondos en este nuevo período”, dijo.

El visto bueno del Comité Europeo supone que tanto los gobiernos como las comunidades autónomas tengan que asumir el mandato de Europa para que las políticas enfocadas a corregir desigualdades sean una prioridad.

En este aspecto, el regidor soriano señaló que a partir de ahora, una vez que se aprueben estas directrices en el Parlamento Europeo, serán los estados miembros los que las tengan que cumplir y esto supondrá “el siguiente escollo a cumplir”, que pasa porque el Gobierno de España y la Junta de Castilla y León entiendan que el reto demográfico debe ser una prioridad política a la hora de aplicar esos fondos.

“Tras esto se abrirá la puerta para que ayuntamientos y diputaciones seamos los beneficiarios directos de esos fondos para poder aplicar de una forma más real la política monetaria europea a las necesidades actuales de  provincias como Soria”, argumentó.

El texto aprobado hoy deja claro el mandato de Europa bajo amenaza de sanciones en el caso de incumplimientos, según leyó el regidor, quien significó que Europa insta a prestar especial atención a las zonas rurales y aquellas que sufren desventajas naturales o demográficas graves y permanentes.

“Existe un mandato claro de la Unión para que los estados miembros planifiquen desarrollen estrategias de políticas demográficas que sean evaluables”, afirmó.