Sanidad investiga cinco posibles casos más de tularemia

DP
-

La exposición medioambiental fue la forma de contagio de los afectados por la enfermedad infecciosa, procedentes de Fuentes de Nava y de Paredes, aunque afortunadamente no precisaron hospitalización

Sanidad investiga cinco posibles casos más de tularemia - Foto: Á“scar Navarro

La fiebre de los conejos está dando que hablar. El servicio territorial de Sanidad, además de los dos casos de tularemia confirmados esta semana, está en pleno proceso de estudio de otros cinco posibles, pues se sospecha que pudieran haberse contagiado también.
La alarma saltó el pasado martes, cuando se dio a conocer que un agricultor de Fuentes de Nava se convertía en el primer caso declarado de tularemia en la provincia después de dar resultado positivo en los análisis clínicos realizados. Al día siguiente, la Junta corroboró la información y el jueves aseguró que había otro caso más en Paredes de Nava, de acuerdo con los criterios epidemiológicos, clínicos y analíticos de confirmación recogidos en el Protocolo de Red de Vigilancia Epidemiológica de Castilla y León, ya que la tularemia es una enfermedad de declaración obligatoria.
Pero aquí no terminan las actuaciones relativas a esta enfermedad en la provincia. Sanidad está investigando otros cinco posibles casos por si pudieran ser susceptibles de haber contraído la tularemia al presentar distintos síntomas.
Los datos de la administración regional revelan que la causa de los afectados de Fuentes de Nava y de Paredes fue la exposición ambiental, aunque afortunadamente ninguno de ellos ha precisado hospitalización.
Desde Sanidad recuerdan que la tularemia no es contagiosa entre personas, la transmiten roedores y conejos, así como garrapatas y algunos insectos. Sus síntomas, que aparecen normalmente entre tres y cinco días después del contagio, pueden ser fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y debilidad.
Cabe destacar que los dos positivos pertenecen a la comarca de Tierra de Campos, donde los colectivos agrarios han venido insistiendo en los últimos meses de la proliferación de roedores en sus campos, como los topillos, que en muchas zonas están apareciendo muertos.
upa. Así, UPA urge medidas urgentes a la Junta para combatir la superpoblación de topillos en determinadas zonas de la provincia, especialmente en  la comarca de Campos, «porque de no actuar con contundencia podemos alcanzar la magnitud de la plaga que sufrimos en el año 2007», apuntan.
El colectivo insiste en que la presencia de este tipo de roedores en cauces, arroyos, ríos e incluso zonas transitadas con mucha presencia humana, como parques, jardines o piscinas es cada vez más abundante. 
UPA reclama actuaciones urgentes y pide a la Junta que adopte «de forma inmediata» la medida de limpiar cunetas y cauces, y permita la quema de rastrojos controlada en cuanto el riesgo de incendio disminuya, puesto que si se actúa en octubre de poco habrá servido esta medida y la del laboreo con volteo.



Las más vistas