El pleno respalda una moción de IU sobre despoblación

SPC
-
El procurador de IU, José Sarrión, conversa con los procuradores socialistas Luis Briones y José Ignacio Martín durante el Pleno de las Cortes de Castilla y León. - Foto: Ical

La moción presentada por Sarrión perseguía que vivir en el medio rural de la Comunidad no se convierta en "un acto de heroicidad"

El pleno de las Cortes de Castilla y León sacó adelante hoy parte de una moción presentada por IU en materia de despoblación para la adopción de medidas que permitan que vivir en el medio rural de la Comunidad no se convierta en “un acto de heroicidad”. De las 36 medidas contempladas en la propuesta defendida por el portavoz del Grupo Mixto, José Sarrión, el Grupo Popular planteó la votación por separado de varios puntos que contaron con el respaldo mayoritario de la Cámara, como informa Ical.

Entre estas medidas estaban la necesidad de instar al Gobierno a defender los marcos de las ayudas europeas que tengan discriminación positiva a favor de las pequeñas inversiones con compromiso de vida en el territorio; apoyar a las empresas sostenibles ligadas a la transformación de productos derivados de las actividades agrícolas y ganaderas; pedir al Gobierno la implantación de un corredor ferroviario de cercanías Palencia-Valladolid-Medina del Campo, así como la rehabilitación de la Línea 102 para que sea de tráfico mixto, o la adecuación del servicio de Feve en León.

También se contemplaron la promoción de incentivos económicos y de carrera profesional para los empleados públicos que fijen su residencia habitual en la zona rural en la que prestan servicio; o reducir las cargas administrativas en el mundo rural para la puesta en marcha de nuevos negocios o actividades productivas.

Aunque no contaron con el respaldo de la Cámara, Sarrión también puso sobre la mesa otras medidas como el acondicionamiento y rehabilitación de las antiguas casas de los maestros como espacio para “potenciar” la posibilidad de que la gente se quede a vivir en el mundo rural; la potenciación de la sanidad rural o convenios con hospitales de comunidades limítrofes; la defensa de la educación en el mundo rural o el servicio de teleasistencia y ayuda a domicilio; y la creación de un banco de tierras y viviendas para que los nuevos pobladores tengan “todas las facilidades formativas” para desarrollar su actividad.

El Grupo Parlamentario Popular criticó la extensión de la moción presentada por IU ante la que resulta “imposible” fijar una posición concreta, y aunque el procurador Jesús Alonso insistió en que “silencio no es aceptación”, recordó que recientemente el PSOE se levantó de la mesa en el Senado en una propuesta con 100 medidas contra la despoblación. Pero ante la “voluntad” del PP de llegar a acuerdos “favorables” al mundo rural, Alonso pidió la votación por separado de varios puntos a los que dio el respaldo porque el Gobierno de Herrera ha sido “comprometido” con los pueblos “como atestiguan los servicios que se prestan”, además de que garantizó que este compromiso se verá “reforzado” aplicando y consolidando los servicios “cuando Mañueco sea el próximo presidente”.

En el Grupo Socialista, el procurador Ángel Hernández también respaldó esta moción después de “mucho tiempo trabajando en la lucha contra la despoblación” aunque se consideró que la moción del IU era “un totum revolutum” con medidas “diferentes” y otras “muy particulares”. Hernández estimó que la moción se olvida en cierto modo de la provincia de Soria, una provincia que “no se va a resignar”, e hizo un llamamiento a acudir a Madrid el próximo 31 de marzo para pedir la puesta en valor de las zonas rurales porque Castilla y León es “una tierra de oportunidades” y donde es posible vivir “con una calidad de vida envidiable”.

Por parte de Ciudadanos, el procurador José Ignacio Delgado, consideró que existen “muchísimas carencias” y que la intención no pasa por ser “superhéroes” sino “ciudadanos que vivamos donde vivamos, tengamos los mismos derechos y las mismas oportunidades”. A juicio de Delgado, la perspectiva de IU sobre el mundo rural “no se ajusta a la realidad” y aunque la formación naranja reconoció compartir “el fondo de las cuestiones”, también estimo que hay aspectos en la moción que resultan “surrealistas”.

Por último, el Grupo Parlamentario Podemos lamentó los “datos escalofriantes” de Castilla y León en materia de población, en una Comunidad que “agoniza” y con algunas provincias en situación “de no retorno” y “con un drama que parece no preocupar a quienes gobiernan”. Según relató el procurador Ricardo López, la despoblación es la consecuencia de un modelo económico que “hay que abandonar”, y aunque también la formación morada respaldó la moción de IU, echó en falta aspectos relacionados con la solicitud de mayor apoyo en materia de innovación e investigación que facilite precisamente ese cambio de modelo productivo, que según López “sería lo que permitiría dar solución a la despoblación” junto con la voluntad política.