Animales sí, pero con responsabilidad

A. Benito
-

Cada año se abandona en España más de 300.000 animales domésticos. Los veterinarios recuerdan: una mascota no es ningún juguete

Animales sí, pero con responsabilidad - Foto: Óscar Navarro

Cada año se abandonan en España más de 300.000 animales domésticos, y el 30% de los casos se concentra en los primeros meses del año debido a que mucha gente apuesta por las mascotas como regalo de Navidad. Así, y con el objetivo de concienciar a la gente y promover la tenencia responsable de animales, la Organización Colegial Veterinaria, de la que forma parte el Colegio de Veterinarios de Palencia, insiste en la importancia de informarse antes de dar el paso de comprar o adoptar un animal. 


«La gente tiene que tener muy claro que una mascota necesita cuidados y alimento, y que eso genera una serie de gastos. Un animal no es un mueble, es un ser vivo que necesita atención», apunta el vicepresidente de la organización palentina, José Miguel Gallo. Desde el punto de vista legal, tener un perro, un gato o cualquier otro animal de compañía también implica unos requisitos burocráticos entre los que se incluye el registro del ejemplar o la obligación de llevar al día su vacunación y desparasitación.


En este sentido, Gallo asegura que los veterinarios no cobran por informar e insiste en la importancia de hacer todas las consultas necesarias antes de tomar la decisión de adquirir una mascota. «Hay que buscar el animal o la raza más adecuada a cada persona», apunta este profesional, propietario de la Clínica Veterinaria Don Can de la capital. «También es cierto que cada vez nos ayudan más a tener mascotas. Antes era difícil encontrar a alguien con quien dejar a nuestro perro si nos íbamos de viaje; ahora hay lugares especializados y también muchos hoteles que admiten mascotas», añade el veterinario. 

Animales sí, pero con responsabilidadAnimales sí, pero con responsabilidad - Foto: Óscar Navarro


«En cualquier caso -insiste-, tenemos que tener muy claro lo que queremos. Los animales crecen y, quizá, un cerdo vietnamita, que es muy mono de pequeño, no sea lo más apropiado para una casa». Y es que, tal y como confirma José Miguel Gallo, la gente cada vez apuesta más por animales exóticos. Se llevan la palma los conejos holandeses, pero también hay quienes tienen loros, agapornis, ratas, chinchillas, camaleones, rapaces y hasta suricatos. 


En estos casos, los problemas más comunes tienen que ver con un mal manejo de la especie y con las dificultades de adaptación a un entorno que no es el suyo. «Los veterinarios tenemos que documentarnos para saber qué medidas vacunales o preventivas requieren animales de este tipo», indica Gallo. «¿Y si te cansas, que haces con él?», se pregunta al tiempo que señala que quienes abandonan a estas mascotas están, además, incurriendo en un delito al atentar contra el equilibrio ecológico.


Respecto a la dicotomía entre comprar o adoptar, José Miguel Gallo se muestra partidario de ambas, pero con matices. «Hay que favorecer las adopciones y reducir, en muchos casos, las trabas, porque cuanto más tiempo estén abandonados los animales o en lugares de acogida, peor será para su carácter», indica el veterinario palentino, que se considera un «amante de los perros mestizos». En cuanto a la adquisición, Gallo advierte: «la gente tiene que saber bien dónde compra». Recomienda «cuidado» y recuerda que «los chollos no existen», aunque hoy en día parezca que cualquiera es criador. «Muchas personas pagan un pastizal y luego los animales salen llenos de taras porque son el resultado de cruces mal hechos», explica. 

Animales sí, pero con responsabilidadAnimales sí, pero con responsabilidad - Foto: Eugenio Gutierrez Martinez Eugenio Gutiérrez Mart


«Otro problema común es que tendemos a humanizar en exceso a nuestras mascotas, aunque es cierto que lo que te ofrecen, no te lo ofrece nada, y esto solo lo entiende la gente que tiene animales», continúa el experto.


Por otro lado, el vicepresidente de los veterinarios palentinos aboga por «castigar al que la prepara». Para José Miguel Gallo es «inadmisible» que una persona abandone a su mascota y por eso exige que «caiga todo el peso de la ley» sobre quienes realizan esta clase de acciones. «Hoy en día, hay muchos mecanismos legales para deshacerse de los animales de compañía sin recurrir al abandono», manifiesta.


En otro orden de cosas, Gallo se refiere a las comunidades felinas como un «verdadero problema». Cree que se podría hacer más, pero reconoce que es difícil, y más en la situación actual. «El felino es complicado de por sí y, aunque nosotros estamos dispuesto a ayudar, veo complicado abordar este tema». Opina, no obstante, que no estaría mal una mayor implicación por parte de las administraciones, «aunque asumir los costes económicos y encontrar voluntarios sea difícil». 

Animales sí, pero con responsabilidadAnimales sí, pero con responsabilidad


Por eso valora positivamente la labor realizada por algunas asociaciones y protectoras, que recogen gatos gallejeros para proceder a su esterilización y devolverlos a la calle evitando así su reproducción descontrolada. 


PANDEMIA. Respecto a la pandemia, afirma que desde el pasado mes de marzo el trabajo de los veterinarios ha aumentado en todo el país. «A lo largo del último año hemos podido constatar un repunte muy importante en la cantidad de cachorros que entran en las clínicas», indica. «No sabemos muy bien la razón, puede ser que el confinamiento despertara en la gente que vive sola la necesidad de tener un compañero junto al que evadirse de las preocupaciones cotidianas. Otras personas pueden haber optado por los perros como vía de escape de la situación actual para estar en contacto con la naturaleza. Con los años igual encontramos una explicación, pero de lo que no hay duda es de que han aumentado tanto las adopciones como las compras», expresa.


Asimismo,  José Miguel Gallo aprovecha este punto para recordar la importancia del One Health, o lo que es lo mismo, la idea de que la salud de animales, personas y medio ambiente está íntimamente relacionada. De ahí la necesidad de cuidar de cada una de estas tres patas para que el resultado repercuta positivamente en todas ellas. Por eso, como ya hiciera Luis Fernando Román, presidente del Colegio de Veterinarios de Palencia hace algunos días a través de este medio de comunicación, Gallo insiste en que el sector está «listo y dispuesto» para poner a disposición de la sociedad todo su conocimiento y experiencia. «De momento no nos han hecho mucho caso, pero aquí estamos», concluye.

Animales sí, pero con responsabilidadAnimales sí, pero con responsabilidad - Foto: Rosa Blanco

Más fotos:

Animales sí, pero con responsabilidad
Animales sí, pero con responsabilidad
Animales sí, pero con responsabilidad
Animales sí, pero con responsabilidad - Foto: Reyes MartÁ­nez