79 de los 174 autónomos que cerraron en 2020 eran hosteleros

A. Benito
-

El sector que más se benefició el año pasado fue el de los transportes, al producirse un aumento del 6,9%

79 de los 174 autónomos que cerraron en 2020 eran hosteleros - Foto: Óscar Navarro

Palencia cerró 2020 con 174 trabajadores autónomos menos, lo que supone una reducción del 1,3%. Concretamente, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) registró  en diciembre del año pasado 12.976 profesionales por cuenta propia frente a los 13.150 de 2019. Por sexos, la caída fue más acusada entre los varones, del 1,6% (-141), al contabilizarse 8.948 autónomos (9.089 en 2019). Autónomas hubo 33 menos, lo que representa una bajada del 0,8%. En términos absolutos se pasó de 4.061 a 4.028.


Por sectores, la mayor caída se produjo en hostelería, con un descenso del 6,1% y la desaparición de 79 autónomos. La cifra representa el 45% del total. Según los datos proporcionados por ATA, el siguiente sector más afectado fue el de actividades administrativas, donde la caída fue del 3,8% al pasar de 265 a 255. En porcentaje le siguen el apartado denominado otros sectores, con una reducción del 3,7% (-31 en términos absolutos), industria y comercio, donde las bajadas fueron del 2,5 y del 1,4%, respectivamente. Cuantitativamente, en los dos últimos sectores la caída fue de -17 y -37.


Teniendo en cuenta la diferencia en el total de trabajadores por cuenta propia entre uno y otro año destaca agricultura: en diciembre de 2019 había 3.542 autónomos registrados y en 2020 el número se redujo en 47, hasta los 3.495 (-1,3%). «La cifra llama la atención y es muestra de la falta de relevo generacional en el campo», explica el presidente provincial y regional de ATA, Domiciano Curiel, al tiempo que exige la eliminación de trabas burocráticas y una mayor digitalización del medio rural. «Palencia tiene una gran oportunidad como territorio en el que asentar población, y más ahora que muchas empresas están apostando por combinar teletrabajo y presencialidad», afirma.

79 de los 174 autónomos que cerraron en 2020 eran hosteleros79 de los 174 autónomos que cerraron en 2020 eran hosteleros - Foto: Óscar Navarro


 También se produjeron retrocesos en educación (-1%), actividades financieras(-0,9), construcción (-0,5%) y actividades sanitarias (-0,5%).


El sector de información y comunicación se mantuvo igual, mientras que en actividades profesionales y científicas el crecimiento fue del 0,3%. también registraron resultados positivos actividades inmobiliarias (2,1%), actividades artísticas y entretenimiento (2,3%) y transportes (6,9%). En este último apartado se pasó de 750 a 802 autónomos (52 más), un crecimiento que Curiel achaca al notable aumento en el número de repartidores ligado al creciente comercio online. «Se trata, sin embargo, de trabajos muy precarios con condiciones leoninas», advierte.


El ranking regional lo encabeza Zamora, con una caída del 2,1%. Le siguen León y Salamanca, con una caída del 1,6%, y Valladolid, donde el descenso fue del 1,4%. Palencia aparece en cuarto puesto, y tras ella van Burgos, con una reducción en el porcentaje de autónomos del 1,2% y Soria cuya merma fue del 0,7%. Finalmente, Ávila y Segovia arrojan caídas del 0,6%. 


En este sentido, Domiciano Curiel pide «mayor protección y facilidades» para el autónomo. «La situación actual no invita a poner en marcha un negocio. Las expectativas no son buenas y, de hecho, un 10% de los trabajadores por cuenta propia prevé cerrar este año», afirma. Por eso, el presidente provincial y regional de ATA asegura que desde la entidad seguirán trabajando para hacer llegar a las instituciones sus demandas y necesidades.


Solicita que las ayudas estatales, regionales y locales sean «complementarias» y alude a la «asfixia económica» y al «agotamiento psicológico» como principales razones de la desaparición de autónomos. Curiel menciona también la «pérdida de población» y, por eso, solicita medidas y estrategias encaminadas a hacer más atractiva la provincia para el pequeño empresario. 

 

El peor año en cuanto a afiliación desde 2012. A nivel nacional, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) cerró 2020 con un aumento de 2.113 trabajadores autónomos, lo que supone un crecimiento del 0,1%, frente al incremento del 0,4% registrado en 2019, ejercicio que sumó 14.383 autónomos. «Sin ninguna duda, 2020 ha sido un año horrible para los autónomos. Es el peor año de afiliación desde 2012. No ha habido pérdida de autónomos gracias a la prestación por cese de actividad a la que están acogidos más de 350.000 autónomos a pesar de tener muchos de ellos sus negocios y actividades cerradas», afirma Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA.


Y es que, analizando los datos por comunidades autónomas, se comprueba cómo únicamente seis ganaron autónomos en el conjunto del año que acaba de finalizar: Andalucía, con un crecimiento del 1,7% y 8.984 nuevos autónomos y la Región de Murcia (1,3% y 1.286 nuevos autónomos) lideraron el crecimiento. También las Islas Baleares (0,2%), la Comunidad Valenciana (0,5%), la Comunidad de Madrid y Navarra, ambas con un crecimiento del 0,1% de sus cotizantes al RETA.  
Las once comunidades restantes, además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla cerraron 2020 con pérdida de autónomos.



Las más vistas