Las agresiones a sanitarios son "prácticamente inexistentes"

SPC
-

La Policía Nacional presenta el balance de la actividad para prevenir agresiones a profesionales sanitarios

El Comisario don Javier Galván Ruiz, Interlocutor Policial Sanitario a nivel nacional, informa sobre las agresiones sufridas por los profesionales sanitarios en Zamora - Foto: Ical

El interlocutor policial nacional sanitario, el comisario Javier Galván, afirmó hoy que las agresiones contra el personal sanitario en Castilla y León constituyen un “problema leve” y son “prácticamente inexistentes”, a tenor de las consultas realizadas en todos los hospitales, centros de salud y de urgencias de la Comunidad autónoma. “La actividad delictiva es mínima aunque, con que haya una agresión, ya es un dato malo. En cualquier caso, en Castilla y León y en Zamora prácticamente son inexistentes”, insistió. “En 2018, en Zamora no hubo ninguna agresión denunciada en la Policía Nacional ni en la Guardia Civil y este año ha habido una denuncia en el primer cuatrimestre pero por un delito verbal. No ha sido una lesión física ni contra la vida de ningún profesional”, precisó

Galván Ruiz hizo estas declaraciones en la Comisaría de la Policía Nacional de Zamora, junto con el subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, y el comisario provincial, Ubaldo de la Torre, antes de presentar el balance de la actividad para prevenir agresiones a profesionales sanitarios. “Las estadísticas que utiliza la organización médica colegial, publicadas en marzo, y las de la Policía son muy similares. Las del Ministerio del Interior son rigurosas, basadas en las denuncias, que son una de las primeras acciones que hacemos con los profesionales, para que se denuncie todo lo que sea constitutivo de delito”, indicó. “Todos los delitos denunciados en Castilla y León son esclarecidos por la Policía Nacional y acaban con un agresor detenido o un investigado no detenido”, aseguró.

En este sentido, Javier Galván aclaró que el protocolo de la Policía para este tipo de delitos es “el mismo” que el empleado para cualquier investigación policial y que hay “unidad de acción” por lo que se refiere a la prevención de las agresiones. “Por eso hicimos 1.733 reuniones con personal sanitario y 79 jornadas de prevención en los centros de trabajo. Esas jornadas ya se han superado en el primer cuatrimestre de 2019”, puntualizó. “Ayer estuvimos con la delegada del Gobierno en Castilla y León para informar de la situación. La prevención en Castilla y León y en Zamora es elevada”, apuntó.

Además, el comisario Javier Galván recordó que la Secretaría de Estado, que lidera la instrucción y la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, está trabajando en una nueva catalogación en los centros sanitarios que, además de contemplar el tipo de riesgo en función de las medidas de seguridad privada, incluya variables como las zonas más peligrosas y más población profesional. “En Castilla y León no están catalogados de alto riesgo”, concluyó.


Las más vistas