El PP evita de nuevo la reprobación de Sáez Aguado

SPC
-
El consejero de Sanidad, Antonio Sáez, durante la segunda jornada del pleno de las Cortes de Castilla y León. - Foto: Leticia Pérez (Ical)

Tudanca ofrece casi 60 motivos a Herrera para que el consejero se vaya a su "casa" por los "desastres" generados en la Comunidad

El Grupo Popular en las Cortes evitó hoy con sus votos que el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, fuera reprobado de nuevo, como pidió toda la oposición a través de una proposición no de ley del Grupo Socialista, que fue rechazada, y con la que su portavoz, Luis Tudanca, ofreció, al menos, unos 60 motivos para que deje el cargo por generar una situación “absolútamente dramática”.

En ese sentido, Tudanca presentó ante el pleno de las Cortes la iniciativa, que cosechó un empate a 42 votos y que además de la reprobación y el cese del titular de Sanidad, pedía la inmediata correción de todas las medidas adoptadas debido a los “desastres” provocados, en especial, en la Atención Primaria. “Este consejero debería estar hace mucho en su casa”, dijo en declaraciones recogidas por Ical, tras ofrecer 58 razones al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, para que lo cese.

Para ello, Tudanca recordó la suspensión de las oposiciones de enfermería, las irregularidades en los procesos selecctivos de médicos, el cierre de las urgencias de Barruelo (Palencia), la factura ya pagada de 555 millones del Hospital Universitario de Burgos (HUBU), el incremento del 23 por ciento de las listas de espera quirúrgicas, así como de las de consultas y pruebas diagnósticas y el aumento de la mortalidad infantil, que, recalcó, alcanza el valor más alto en la Comunidad.

El portavoz socialista también citó el colapso de Medora, el retraso en la implantación de la receta electrónica, la contratación de médicos sin MIR, el "desastre" del transporte en el medio rural, el retraso en las obras del Hospital de Salamanca y otras ciudades, el cierre de plantas y camas en verano y la pérdida de miles de pruebas en Ávila. Tampoco se olvió de las críticas de la exvicepresidenta Rosa Valdeón, quien para Tudanca ha denunciado que las decisiones de la Junta rompen la base del sistema sanitario.

El 'popular' Alejandro Vázquez le respondió que Castilla y León cuenta con una sanidad “buena y de calidad” y recordó que el sistema autonómico cuenta con una “buena” valoración de la población y observatorios independientes. Además, recurrió al informe de la Federación de Asociaciones de Defensa de la Sanidad Pública para destacar su tercera posición, aunque no negó que existen “problemas”, pero “comunes” al sistema nacional, debido a la necesidad de adaptar a la sociedad un modelo “asistencialista”.

Todo ello, dijo el procurador 'popular', obliga a la toma de decisiones para preservarlo para las generaciones futuras, frente al debate partidista. Así, señaló que el PP tiende la mano para analizar los problemas y buscar soluciones, con políticas de salud transversales y transparentes, así como con los nuevos avances tecnológicos. Para ello, rechazó “relatores” y “mediadores” y apostó por el “consenso” de la cámara.

Tudanca le respondió que por un momento pensó que la iniciativa se iba aprobar por unanimidad ante la exposición del parlamentario 'popular'. El portavoz socialista aseguró que lo que le están haciendo a la sanidad pública es por “convicción” e “ideología”, puesto que pretenden privatizar la salud y favorecer el “negocio”. Además, garantizó que ninguno miembro del Gobierno que se sienta en el banco azul lo volverá a hacer en la próxima Legislatura.

De la misma forma, Tudanca rompió una lanza por Sáez Aguado, porque recalcó que es el único que da la cara, puesto que el presidente de la Junta y el presidente autonómico del PP, Alfonso Fernández Mañueco, “cómplice”, se esconden. “Entre todos la mataron y ella sola se murió”, añadió. “Otro modelo es posible”, dijo el portavoz del PSOE quien propuso limitar las demoras y mejoras para los profesionales, entre otras medidas.

El procurador de Ciudadanos Manuel Mitadiel pidió huir de una visión “catastrofistas” de la sanidad y señaló que la atención es de “mucha calidad”, pese a los problemas del sistema público, por las demoras, la saturación de las urgencias o la asistencia “penosa” en Primaria o una lista de espera quirúrgica que a su juicio no ha mejorado estos años, salvo en los “papeles”.

También citó la situación de la fisioterapia y la radioterapia y señaló que durante estos cautro años no se ha avanzado “nada” y se ha retrocedido, especialmente, en Primaria. A su juicio existe “incapacidad” en la gestión, como lo demuestra en su opinión las plazas de dificil cobertura. “Han hecho una estructura centralizada que convierte la gestión en una carrera de obstáculos”, sentenció al tiempo que pidió incluir una enmienda en la que se pide a la Junta la exigencia del cumplimiento de las resoluciones parlamentarias.

La parlamentaria de Podemos Isabel Muñoz compartió las críticas del PSOE y añadió que la “errática” gestión del PP se ha cebado en la Atención Primaria del medio rural. “Castilla y León está en pie de guerra”, dijo, por que -añadió- le duele la situación de la sanidad pública y la defiende con “uñas y dientes”. También destacó las críticas de las sociedades científicas y colegios de Médicos. “Su cese nos da igual, porque otro vendrá que bueno lo hará”, sentenció.

Finalmente, el portavoz del Grupo Mixto, José Sarrión (IU-Equo), aseguró que “algo tiene que cambiar” en la sanidad, puesto que lo demandan en las calles los ciudadanos y rechazó que se promuevan por la oposición. Sostuvo que existe una “tremenda indignación ciudadana” puesto que existe un hartazgo ante los problemas de financiación y gestión de la Consejería, que recalcó se mueve por la “improvisación”. “Esto es una vergüenza y un insulto al medio rural”, concluyó.