El retorno de Diego Costa

SPC
-
El retorno de Diego Costa - Foto: JUAN MEDINA

Fue la mayor sorpresa de la alineación del Atlético de Madrid contra la Juventus y el influjo de su lucha se transmitió a un equipo que logró un valioso 2-0, recuperando su versión más esencial de la etapa de Simeone

Nadie apostaba por el inicio sobre el césped del correoso punta de Lagarto (Brasil), con apenas 30 minutos en su haber ante el Rayo tras dos meses de baja por una operación en el pie izquierdo, pero era el as en la manga de Diego Pablo Simeone. El entrenador argentino advirtió el martes que "no estaba para jugar 90 minutos", pero se guardó si esos minutos serían al inicio o al final.
Cuando se daba por sentado que Álvaro Morata sería el elegido para acompañar al francés Antoine Griezmann, al mediodía comenzó a rumorearse que Diego Costa sería el elegido, una decisión confirmada una hora antes del inicio del encuentro al que el Atlético llegaba después de dos derrotas ante el Betis (1-0) y el Real Madrid (1-3), y una victoria con malas sensaciones ante el Rayo Vallecano (0-1).
El punta internacional con España fue volcánico, como no puede ser de otra forma, pero supo reservarse en lo físico. Así que las carreras para la presión a los centrales corrieron a cargo de Griezmann mientras que Costa se dedicó a medir sus esfuerzos para los desmarques y pelear en los espacios cortos. La pelea del hispanobrasileño incluyó el desgaste de todo tipo sobre los centrales y la protesta constante ante el árbitro y los rivales. De ahí surgió su grave error al adelantarse en la barrera de la falta que iba a lanzar Cristiano Ronaldo y la tarjeta amarilla que le mostró el árbitro alemán Felix Zwayer y que le impedirá jugar la vuelta en Italia.
 

Trascendental. Que no era un Diego Costa al cien por cien fue patente en la segunda parte, cuando recibió un pase al espacio de Griezmann, le ganó la carrera al central italiano Leonardo Bonucci y remató muy desviado una jugada que en su mejor versión casi seguro habría acabado en gol. Pero su influencia fue más allá de sus números, porque con Costa el Atlético regresó a su versión esencial en la etapa de Diego Simeone al frente del equipo: la de un conjunto batallador, dominador en los pequeños duelos y protagonista de grandes noches europeas con las mejores versiones de los más veteranos, como Diego Godín, autor del 2-0.
"Para nosotros es un jugador fundamental sobre todo por su garra y por todo lo que le aporta al equipo. Le necesitamos así por toda esa fuerza que siempre nos ha dado", admitió Koke, otro de los que regresaba tras una larga inactividad. "Con una pierna sola podría hacer el mismo partido, es su ADN", añadió Álvaro Morata.

 

Renovación. El arquero rojiblanco Jan Oblak también influyó en el partido de anoche, evitando que las ocasiones a puerta de la Juventus terminasen el gol. El Atlético parece haber dejado perfilada la renovación del portero esloveno, que se ha eregido como uno de los pilares del equipo. El contrato de Oblak terminaba en 2021 y los rumores apuntan que a la ampliación se sumará una subida de sueldo que estará entre 10 y 12 millones por temporada.