El cierre de los centros especiales afectaría a 55 alumnos

E.M.
-

Desde el colegio Carrechiquilla se «invita» a la tranquilidad y se destaca la buena labor de Educación

El cierre de los centros especiales afectaría a 55 alumnos - Foto: ï»David Pérez

Preocupación, incertidumbre y,  en cierto modo indignación, ante la posibilidad de que el Gobierno decida convertir los centros de educación especial en sectoriales  de apoyo a la inclusión.
El Consejo Escolar del Estado aprobó hace unos días varias propuestas para que sean incluidas en el proyecto de reforma de la Ley Orgánica de Educación (LOE). Entre ellas se encuentra la de cerrar los centros de educación especial en el año 2020, una medida que ha respaldado el Cermi, Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad. La propuesta pasa por que los niños con necesidades especiales que acuden a estos centros reciban sus enseñanzas en centros educativos ordinarios con el resto de alumnos.
En Palencia, esta decisión afectaría a los 55 alumnos del colegio de educación especial Carrechiquilla -tres de ellos con escolarización combinada actualmente-, y que forman parte de los más de 35.000 alumnos matriculados en este tipo de centros, según datos del Ministerio de Educación.
La polémica comenzó a raíz de que, el año pasado, el comité de la ONU que vela por los derechos de las personas con discapacidad emitiera un duro informe contra España por el envío sistemático de estudiantes a centros de educación especial, una práctica que considera una «segregación escolar injusta». Distintos colectivos de padres, educadores y expertos coinciden en que lo mejor para los niños es mantenerlos en las escuelas generales dotándolas con los recursos necesarios. «Por el momento no hay información oficial alguna y el documento de la ONU parece que no es vinculante, por lo que vamos a esperar a ver qué modificaciones se realizan en la ley», destaca Alberto Sanz, director del colegio Carrechiquilla de la capital, centro de referencia en la provincia.
Sanz explica que en todo momento se ha mantenido contacto con la Dirección Provincial de Educación y «se invita a la tranquilidad». «Se está haciendo una labor extraordinaria desde la administración. Todo alumno que puede estar en un centro ordinario permanece en él y cuando se precisan otros recursos materiales o humanos se busca lo que más interesa a cada niño», asegura el responsable de Carrechiquilla.
Alberto Sanz añade

 

Lea la noticia ampliada en la edición de papel o en kiosko.diariopalentino.es