scorecardresearch

Ahorro energético con la impermeabilización de la vivienda

Rubén Abad
-

Con un buen aislamiento, los edificios mejoran notablemente su confortabilidad al no estar tan expuestos a las interfases de temperatura frío-calor, asegura la empresa palentina Vicapal

Ahorro energético con la impermeabilización de la vivienda

Un aislamiento correcto y la impermeabilización adecuada de cubiertas y fachadas de un bloque de viviendas puede suponer un ahorro en el consumo energético de entre el 50 y el 65 por ciento, según se puso de manifiesto en la última edición de la feria Rehabitar Madrid. Unos datos de especial relevancia en medio de la actual crisis socio-sanitaria derivada de la pandemia del coronavirus, que ha hecho que los palentinos -al igual que el resto de españoles- miren más al bolsillo y cuiden en qué invierten o gastan hasta el último céntimo. Problemas que, en muchas ocasiones, se pasaban por alto y que ahora los palentinos tienen más en cuenta, al pasar más tiempo en casa a raíz de las restricciones horarias, limitaciones de movilidad, cuarentenas y confinamiento domiciliario.


«Con un buen aislamiento, los edificios y chalets o viviendas unifamiliares mejoran notablemente su confortabilidad al no estar tan expuestos a las interfases de temperatura frío-calor. Se reduce así considerablemente el consumo energético, tanto en invierno con la calefacción como en verano con el aire acondicionado y los ventiladores», explican Ernesto Catalina y Jesús Ángel Vitores, de Vicapal, empresa palentina dedicada a las impermeabilizaciones, los revestimientos de fachadas y al aislamiento térmico, con once trabajadores en plantilla.


¿Qué ventajas tiene para el usuario una buena impermeabilización? Según ambos expertos, estas actuaciones ayudan a «mejorar la salubridad de una vivienda», debido a que una humedad puede provocar, además de daños en los materiales de origen, filtraciones en el interior y, si son más severos, debilitamiento en elementos estructurales. De esta manera, se acaba, además, con problemas como las entradas de agua que deterioran todos los materiales donde se producen (techos de yeso y falsos techos),  pudiendo provocar, en caso de no ser reparados, daños adicionales en suelos de madera y puertas, entre otros.

Ahorro energético con la impermeabilización de la viviendaAhorro energético con la impermeabilización de la vivienda


PUNTOS DÉBILES

A la hora de impermeabilizar una vivienda, los puntos débiles son zonas de evacuación, los remates en los perímetros y las salidas de las viviendas por las carpinterías en las terrazas y cubiertas, en los muros que están en niveles por debajo de la cota cero (accesp a la edificación) y los encuentros entre el muro y el forjado que pueden provocar entradas de agua en garajes y sótanos.


Además de las actuaciones anteriormente descritas, de cara a los meses de lluvias, Vicapal aconseja la limpieza de las zonas de evacuación de agua (sumideros, canalones, pesebrones) y un adecuado mantenimiento de las terrazas, cubiertas y tejados. Y es que, como explican Catalina y Vitores, «un obstáculo hacia la salida de agua puede provocar daños de estancamiento y entrada de agua a las edificaciones». Igual proceder ha de aplicarse en los pueblos del norte, donde, además, se debe tener cuidado con las alturas de la impermeabilización, por los embolsamientos de agua y nieve.

Ahorro energético con la impermeabilización de la viviendaAhorro energético con la impermeabilización de la vivienda


MERCADO EN EVOLUCIÓN

El mercado de la impermeabilización de viviendas está en constante evolución. Entre las novedades, los clientes pueden encontrar desde láminas ecológicas (asfálticas autoprotegidas de TPO) que provocan una constante desintegración los óxidos contaminantes en subproductos que se evacuan por aguas pluviales y tienen una efecto positivo en la reducción de óxidos de nitrógeno en el aire, a materiales térmicos con impermeabilización incorporada para cubiertas; para corrección de condensaciones como corcho proyectado o mortero térmico; y pinturas térmicas con microesferas huecas como complemento al tratamiento, así como láminas de PVC mejoradas para la impermeabilización de piscinas, por citar algunos.


En lo que a aislamiento se refiere, destaca el Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE), con «muchas ventajas» y muy demandado por las comunidades de propietarios construidas hace más de 30 años y que tienen un aislamiento deficiente, ya que las mejoras «son muy notables». A eso hay que añadir que existen subvenciones para este tipo de trabajos que mejoran la eficiencia energética.


Ante este abanico de posibilidad, lo primero y fundamental es un «buen asesoramiento», puesto que los materiales utilizados varían en función de la problemática y de la circunstancia individual, «y eso es primordial a la hora de realizar un buen trabajo», afirman desde Vicapal, que trabaja por toda la geografría palentina y también en otras provincias de Castilla y León. 


Entre sus clientes, figuran las principales constructoras de Palencia, «casi todos» los administradores de fincas y centenares de particulares. «Afortunadamente, aún con una crisis como la que estamos padeciendo, de momento, el ritmo de construcción en la capital se va manteniendo», concluyen los responsables de Vicapal, Ernesto Catalina y y Jesús Ángel Vitores.