No será flor de un día

Alberto Moreno
-
No será flor de un día - Foto: Á“scar Navarro

Luis Vidal, presidente del Balopal, anuncia el objetivo del club de llegar a la liga Asobal

Balopal apostó por un ambicioso proyecto y los frutos han llegado incluso antes de lo esperado con el ascenso a Primera División. Pero sólo es el primer escalón. El club y su presidente, Luis Vidal,   sueñan con la Asobal.
Desde la directiva se comentó a comienzo de temporada que el ascenso no era objetivo prioritario este año, pero sí a corto plazo. ¿Llegó antes de lo esperado?
Eso se dijo para no cargar de responsabilidad y presión al equipo, porque en dos años queríamos lograrlo. Tampoco sabes a comienzo de temporada cómo se van a desarrollar las cosas, si otro equipo apuesta por un proyecto fuerte, si se te lesiona algún jugador importante. Sin embargo, sí teníamos confianza en que podía ser este año.
¿Durante la temporada llegaron a pensar en algún momento, entonces, en que podía ser posible?
Sí, creo recordar que en la primera vuelta ganamos todos los partidos. Luego, por un problema arbitral en el partido ante el Nava con un error que de hecho provocó su sanción, nos descolgamos, pero el equipo supo aguantar, salimos del bache, que no era fácil, y nos clasificamos para la fase de ascenso. Allí, veías calentar al resto de los equipos y pensabas que no teníamos nada que hacer, pero luego, con el balón en juego, nos dábamos cuenta que no sólo estábamos a su nivel, sino por encima de ellos.
Hubiese sido injusto no haber ascendido a Primera después de haberse quedado a un gol de hacerlo en el terreno de juego.
Hay que darse cuenta que de los doce equipos que ascienden nosotros fuimos los décimos, pero que la Federación reserva tres plazas por invitación para cuadrar grupos, que lo entiendo, pero hicimos méritos suficientes para ser una de esas tres plazas de invitación. Tardó un tanto en tomarse la decisión porque había muchas ventas de plazas y demás, luego había que encajar el puzzle entre los equipos. Afortunadamente hubo un hueco en este grupo y entramos. Pero fue por merecimientos deportivos y por proyecto. Tenemos más de 200 jugadores en la cantera, hemos llegado a 800 personas en el Mariano Haro, más que su aforo. Y cobrando la entrada, no gratis, que es cuando se valora el apoyo. Si no me equivoco, salvo el baloncesto nadie lleva aquí ese número de personas a un recinto deportivo.

* Más información en la edición en papel y en la app de Diario Palentino