El cadáver hallado en el río Pisuerga es de un exfiscal

ALBERTO ABASCAL
-

Juan Ignacio Hernández, de 55 años, sirvió a las órdenes de Martín Granizo y González Cerrón

El cadáver hallado en el río Pisuerga es de un exfiscal

El Cuerpo Nacional de Policía (CNP) ha identificado finalmente el cadáver del hombre de 55 años, que fue encontrado a primera hora de la mañana del sábado flotando en el río Pisuerga, a su paso por la capital vallisoletana. Se trata del que fuera fiscal de Menores de Valladolid, Juan Ignacio Hernández, que fue destinado hace más de un lustro a la Fiscalía de Alicante, y que ahora se encontraba en situación excedencia, según informa Ical.
Sin embargo, la noticia no solo llenó de consternación al mundo de la Justicia de Valladolid. El luto se propagó hasta Palencia puesto que Juan Ignacio Hernández  sirvió en esta plaza después de pasar por el Ministerio Público de Badajoz, Ávila y Toledo. De hecho, como ya lo hiciera posteriormente en Valladolid, en Palencia llevó los asuntos de Menores, entre otros menesteres. Posteriormente ejerció en Valladolid y por último en Alicante. También estuvo encargado de los procedimientos de drogas y violencia de género.
«Ha sido tremendo. Una gran pena», apuntaba ayer el fiscal jefe , Arturo Carrillo. Hernández desempeñó sus funciones dentro Ministerio Público palentino a comienzos de la década del 2000, concretamente bajo las jefaturas de Manuel Martín Granizo y Ricardo González Cerrón. Precisamente, la imagen que acompaña la información fue tomada el 18 de diciembre de 2006 durante el acto protocolario de la toma de posesión de Ricardo González Cerrón como fiscal-jefe de Palencia y que se celebró en la antigua sala de vistas de la Audiencia Provincial.

Puente de Poniente. El centro de Emergencias 112 recibió una llamada a las 9,40 horas en la que se informaba del avistamiento del cuerpo, a la altura del puente de Poniente de Valladolid. La sala de operaciones del 112 lo comunicó a la Policía Local, al Cuerpo Nacional de Policía, a los Bomberos de Valladolid y a Emergencias Sanitarias, que enviaron una UVI móvil al lugar. Aunque los efectivos llegaron al río nueve minutos después de la llamada, no se pudo hacer nada por la vida del funcionario, que no presentaba signos de violencia.
Según fuentes de los Bomberos, el cuerpo habría quedado sujeto a una boya en su paso por el río, lo que habría permitido que los viandantes lo vieran y llamaran a Emergencias. Los bomberos recuperaron el cadáver mediante un bote desembarcado desde la playa de Las Moreras y con la que se trasladó al fallecido hasta la orilla, según la información aportada.



Las más vistas