El sueño español de seguir en el Reino Unido tras el Brexit

EFE
-
El sueño español de seguir en el Reino Unido tras el Brexit - Foto: Gabriel Luengas

Un total de 52.900 españoles de 700.000 extranjeros han solicitado el estatus de asentado para poder seguir residiendo en las islas tras su ruptura con la Unión Europea

Con el Brexit en un horizonte cada vez más cercano, 52.900 españoles han solicitado el estatus de asentado para poder permanecer como residentes en el Reino Unido una vez se consume el divorcio, según ha informado hoy el Ministerio del Interior británico.
El Gobierno ha publicado las estadísticas de solicitantes hasta el 31 de mayo.
Hasta esa fecha y desde que comenzó a funcionar la aplicación que autoriza estas licencias el pasado 30 de marzo, a cerca de 700.000 inmigrantes se les ha concedido el permiso para permanecer en las islas cuando estas rompan con la Unión Europea (UE).
De un total de 668.000 personas, un 34 por ciento ha recibido el estatus de pre-asentado - por no haber cumplido aún cinco años en el país - y un 66 ciento el de asentado, al haber completado ya un lustro en el Reino Unido.
La nacionalidad que encabeza la lista de solicitudes es la polaca, con 132.400 personas de ese país que aspiran a quedarse en el Reino Unido, seguida de la rumana (110.900), la italiana (91.400), la portuguesa (69.200) y en quinto lugar la española.
Después de meses de pruebas, la aplicación para móvil EU Exit ID Document Check App empezó a funcionar plenamente el pasado 30 de marzo.
Los solicitantes deben aportar un documento de identidad, declarar si tienen antecedentes penales y entregar una fotografía, todo de manera telemática.
Una vez entregados los documentos pertinentes, los más de 1.500 funcionarios destinados a esta labor deben verificar la idoneidad de los aspirantes.
Los ciudadanos europeos residentes en el Reino Unido, más de 3,6 millones, así como los de Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza deben obtener el estatus de asentado antes del 30 de junio de 2021 o, si finalmente la retirada es sin acuerdo, el 31 de diciembre de 2020.