España suma 1.772 casos en un día, la cifra más alta desde mayo

Agencias - SPC
-

Suiza impone una cuarentena a los viajeros procedentes del país, salvo a los de Canarias y Baleares, en una jornada en la que se bate el máximo de positivos de los dos últimos meses

Un bombero de la Diputación de Teruel desinfectando la residencia de ancianos de Burbáguena donde se ha detectado un brote. - Foto: EFE

Las cifras del coronavirus no dan un respiro a España que, a la vez, ve cómo otro país, en este caso Suiza, se une al veto a los viajeros nacionales, otro golpe más para un sector clave como el turismo, que contiene la respiración ante la expansión incontrolable de una pandemia que está ya en cifras de mayo.
Según las estadísticas comunicadas ayer por el Ministerio de Sanidad, 1.772 personas dieron positivo en las pruebas realizadas a lo largo de la jornada del pasado martes. Una cifra que supone un aumento de más de 600 con respecto al día anterior y que, además, podría ser aún mayor, ya que Castilla La Mancha, por problemas técnicos, y el País Vasco, por festividad local, no comunicaron sus datos al Gobierno central. Aún sin los registros de estas comunidades se trata de del mayor número de casos en 24 horas desde que empezaran a contabilizarse así el pasado 25 de mayo tras la modificación del sistema de recuento, superando ampliamente el máximo se había alcanzado el 31 de julio con 1.525.
Del balance diario de Sanidad destaca otra cifra casi más preocupante, ya que el número real de positivos anotados ayer, en el que se incluyen también las PCR realizadas en días anteriores, pero cuyo diagnóstico se dio a conocer el martes, se sitúa en 2.953, el doble que hace justo dos semanas, cuando se notificaron 1.357 contagios (22 de julio). De esta forma, son ya 307.767 personas las que se han infectado del virus desde el inicio de la pandemia.
Estos datos hacen que la tasa de incidencia acumulada en el conjunto de España (casos confirmados por cada 100.000 habitantes) sea del 38,91, aunque hay una disparidad muy grande por comunidades, al moverse del 310,17 de Aragón al 68,17 de Navarra o del 46,33 de Madrid al 4,32 de Canarias o el 7,89 de La Rioja.
Las autonomías, por su parte, tratan de frenar la expansión de la COVID-19 con nuevas restricciones, aunque algunas como Extremadura han chocado en sus pretensiones con los tribunales. Así, el Juzgado Contencioso Administrativo número 1 de Mérida denegó la resolución presentada por la Junta para, entre otras iniciativas, limitar a 15 personas las reuniones familiares en el ámbito privado y prohibir el botellón callejero. Según el auto, «no quedan suficientemente justificadas» estas medidas «como para cercenar derechos fundamentales tales como la libertad personal, el derecho de reunión o la inviolabilidad del domicilio».
Todo en una jornada en la que otra región del Viejo Continente vetó la libre entrada de los viajeros españoles Suiza incluyó en el listado de los países cuyos turistas tendrán que someterse a una cuarentena de 10 días para entrar en territorio helvético, aunque excluye de esta obligación a quienes lleguen de Canarias y Baleares.
La nación alpina se suma así a otros países como el Reino Unido, Alemania o Francia que han recomendado no viajar a España o directamente han impuesto una cuarentena a los viajeros procedentes de suelo patrio por el aumento de los rebrotes de COVID-19, que siguen sin dar tregua.