Luz verde a la exención de la tasa de terrazas

Carlos H. Sanz
-

El trámite, que ayer recibió el visto bueno unánime de los grupos, se debatirá y aprobará en el pleno

Luz verde a la exención de la tasa de terrazas - Foto: Juan Mellado

Después de varias semanas de incertidumbre por su tramitación, el Ayuntamiento dio ayer luz verde en la comisión de Hacienda a la  modificación de la ordenanza fiscal que regula la instalación de terrazas y puestos y barracas en la vía pública por la que se eliminará el pago de estas tasas con carácter retroactivo desde el 14 de marzo, y se devolverá la parte proporcional a aquellos que la hayan abonado.
Una noticia que esperaban y habían reclamado con insistencia desde determinados sectores afectados por el estado de alarma, especialmente por la hostelería, y que deberá ser refrendada por el pleno este jueves. De momento, ayer, el cambio en la tasa por la utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público local fue respaldada por todos los grupos políticos.
La medida tendrá un coste para las arcas municipales que el equipo de Gobierno del PP y Cs se encargó ayer de poner negro sobre blanco:287.000 euros correspondientes a 107.000 de los establecimientos que solicitan terraza -240 en 2019- y 180.000 euros de los puestos y barracas.
La crisis del coronavirus deparará -lo está haciendo ya- menos ingresos y más gastos para el Ayuntamiento, por lo que al pleno del jueves, el ordinario del mes de mayor, irá también una nueva modificación presupuestaria, la décima octava en lo que va de año.
Concretamente, la propuesta de la concejalía de Hacienda pasa por sacar presupuesto, en total 57.753 euros, de 15 partidas para suplementar otras tantas, lo cual permitirá a diferentes servicios «hacer frente a, entre otros, suministros, maquinaria, limpieza o sistemas de información».
Sin embargo, las más destacable es la generación de créditos para el albergue de transeúntes, 80.000 euros que proceden del acuerdo marco, o los 90.000 euros para la partida de edificios municipales que proceden de la mejora de la Casa Grande en el monte El Viejo.

 

Rechazada la alegación de la Universidad Popular
La concejalía de Hacienda no admitirá la alegación presentada por la Universidad Popular de Palencia contra la decisión del equipo de Gobierno de detraer 43.000 de los 216.000 euros que la entidad recibe anualmente por sus actividades. Un dinero que se utilizará para dotar crédito a la línea de ayudas a los autónomos y pequeñas empresas del municipio por la crisis sanitaria, y que procede de los convenios con Juventud (6.250 euros) y Servicios Sociales (37.000  euros). El Ayuntamiento ha recalcado que «no se trata de créditos comprometidos y que puedan generar obligaciones exigibles al Ayuntamiento, sino de créditos disponibles». El Ayuntamiento se comprometió ayer a continuar respaldando «el proyecto académico, social y cultural» de la UPP, al menos hasta junio. De cara al nuevo curso, se ha solicitado a la UPP «un proyecto que se ajuste a las instrucciones del Gobierno sobre la vuelta a las aulas», y en el que puede tener cabida «lo presencial y lo online en las materias que sea posible».