Día sin Tabaco

DP
-

El consumo es mayor en las chicas adolescentes que en los chicos

Día sin Tabaco - Foto: Sara Muniosguren

Con motivo del Día Mundial sin Tabaco, el Servicio de Neumología del Complejo Asistencial Universitario de Palencia, Caupa, muy preocupado por la prevalencia del tabaquismo, que es del 27% de la población, aprovechó para concienciar a la ciudadanía de lo importante que es eliminar este factor de riesgo. Carmen Fernández, neumóloga del mismo, explicó que «es mucho más útil que una persona deje de fumar que acuda al médico a  una analítica o que se haga una radiografía o cualquier prueba diagnóstica». Así, organizó un concurso de dibujo infantil con familiares del personal de Caupa para ver cómo los niños ven esta patología; también se hicieron coximetrías, que es la medición de monóxido de carbono en los pulmones, y tuvo lugar una sesión general para concienciar a todos los profesionales sanitarios del complejo.
Según comenta Carmen Fernández, la prevalencia del 27% es un dato nacional, si bien en Castilla y León es «un poco más alta». En lo que se refiere a la provincia, por la experiencia del Servicio de Neumología, la proporción de personas que sufren tabaquismo es «alta». La neumóloga explica que en Castilla y León se  hizo un estudio (en todos los centros de hospitalarios de la región) respecto un día concreto y los pacientes que estaban ingresados en los servicios de Neumología y Cardiología por consumo de tabaco. En  este sentido, decir que puso de manifiesto que «más del 51% era a consecuencia del consumo de tabaco», señala, al tiempo que plantea la reflexión sobre los recursos sanitarios que se invierten en una enfermedad evitable. «Por eso nos parece mucho más útil prevenir», subraya.
Carmen Fernández indicó que  ha aumentado el tabaquismo en las mujeres, en concreto, en la adolescencia fuman más ellas que ellos. «La mujeres tienen defensas a lo largo de la vida, como el embarazo, ser cuidadoras de los hijos, que las protegen y animan a cuidarse más; eso hace que sea más fácil su deshabituación que en un hombre», apunta.