Vox crece más homogéneamente que el PP en pueblos y ciudades

David Alonso
-

Los 'populares' asientan su victoria en el repunte obtenido en los municipios de más de 5.000 habitantes, aunque el PSOE sigue siendo el más votado en estos, mientras que los de Abascal reparten sus nuevos votantes por todo el territorio

Vox crece más homogéneamente que el PP en pueblos y ciudades

Los dos grandes triunfadores de la noche electoral del 10 de noviembre en Castilla y León, Partido Popular y Vox, asentaron sus buenos resultados de formas muy diferentes, aunque en ambos casos las zonas rurales tuvieron un notable impacto a la hora de aupar a las dos formaciones a la primera y tercera posición dentro de la Comunidad. Los dos partidos lograron incrementar su bolsa electoral en unos 42.000 nuevos votantes respectivamente. Sin embargo, el Partido Popular logró recuperar terreno de forma más abultada en los municipios de más de 5.000 habitantes, donde obtuvo 30.000 de sus 41.000 nuevas papeletas, el 73 por ciento de su crecimiento, y recortó distancias con el PSOE, que vuelve a ganar en las zonas urbanas, aunque su distancia con los populares pasa de los 55.000 votos del 28 de abril a poco más de 15.000. Mientras, en los municipios de menos de 5.000 habitantes, el PP también crece en 11.000 votos –hasta los 169.122–, que le sirven para recuperar la hegemonía como partido más apoyado en el medio rural de Castilla y León en detrimento del PSOE, que en abril aventajó en 2.000 papeletas a los de Alfonso Fernández Mañueco.
Por su parte, los de Santiago Abascal crecieron a partes iguales en zonas rurales y urbanas, con unos 25.000 nuevos votantes en cada caso que les auparon hasta colocarse como la tercera fuerza política de la Comunidad y sumar el apoyo de 229.707 personas, 45.000 más que hace seis meses. Así, en los municipios de más de 5.000 habitantes logró atraer a 26.700  votantes y escalar hasta los 144.941, duplicando los apoyos obtenidos por Ciudadanos, que este domingo se vio fagocitado por Vox. Sin embargo, en las zonas rurales los de Abascal también amarraron un buen puñado de nuevos votantes, concretamente 22.500, lo que deja a Vox con casi el triple de apoyo rural que Ciudadanos o Podemos, los grandes derrotados de la noche. De esta forma, Vox firmó un crecimiento mucho más homogéneo que el PP, ampliando notablemente su masa electoral tanto en grandes como en pequeños municipios.
Los pueblos castigaron, por el contrario, al PSOE, que a pesar de no dejarse ningún diputado y mantener los 12 de abril, vieron mermar sus votos en 21.000 papeletas. La pérdida de respaldo que llegó principalmente de los municipios de menos de 5.000 habitantes, donde los de Luis Tudanca se dejaron 13.300 votos –el 65 por ciento del total perdido–, casi el doble de los 7.100 que les retiraron su apoyo en las localidades de más de 5.000 habitantes de la Comunidad, aunque en estas sigue siendo la primera opción de los castellanos y leoneses.
Imagen de una cola de personas a la espera de poder votar durante la jornada electoral celebrada este domingo. Imagen de una cola de personas a la espera de poder votar durante la jornada electoral celebrada este domingo. - Foto: IcalLa debacle de Ciudadanos, que perdió sus ocho diputados  y el 65 por ciento de los votos de abril, tuvo igual impacto en las zonas rurales y urbanas, aunque en los municipios de menos de 5.000 habitantes la formación naranja perdió dos de cada tres votos, pasando de 90.000 a 32.000 en solo seis meses, y siendo superado incluso por Podemos en papeletas. El hundimiento fue similar al experimentado en los entornos urbanos, donde hicieron lo propio seis de cada diez electores que les respaldaron el 28-A, dejándose 123.000 apoyos, hasta quedarse en poco más de 70.000.
La victoria rural de Vox

La formación de Santiago Abascal ganó en medio centenar de pequeñas localidades, 51 concretamente, con porcentajes por encima de PP y PSOE, que se vieron sobrepasados por Vox. Un auge donde las provincias de Salamanca, con once, y Burgos, con diez, son las que suman más núcleos de población con respaldo mayoritario al partido de Santiago Abascal, mientras que en León solo se contabiliza uno y en Palencia y Zamora son tres, respectivamente. En el resto de provincias, se reparten entre siete en Ávila y Valladolid, cinco en Soria y cuatro en Segovia, informa Ical.




Las más vistas