Resacón en las Salinas

Alberto Moreno
-

El Becerril, con las fuerzas justas tras la gesta copera, vuelve a la liga siendo goleado por un rival directo

Resacón en las Salinas

área 11 / tordesillas (valladolid)
El Becerril no pudo puntuar en su desplazamiento a Tordesillas y al final incluso acabó siendo goleado, aunque cabe reseñar que de los cuatro goles encajados, dos lo fueron en el descuento.
Resacón en Las Salinas. Tras el sueño copero, llegó la realidad liguera, la pesadilla liguera, la lucha por una permanencia que se paga cara. Precisamente, y d e forma un tanto sorprendente, el rival de ayer es uno de los rivales directos en la lucha por la salvación, el Tordesillas. Un cuadro vallisoletano que habitualmente juega los domingos. Casualidad o no, en esta ocasión adelantó su encuentro a la jornada del sábado, con lo que el equipo morado dispuso de muy poco tiempo para recuperarse físicamente del enorme esfuerzo realizado ante el Urraca.
Consciente de ello, el técnico morado hizo muchas rotaciones en su once inicial, dejando fuera a Riki, Kike, Varo (lesionado), Carlos y David, dando entrada a Jesús (el descartado en la Copa), Sierra, Guti, Peli y Eloy. 
Resaca copera o no, lo cierto es que al Becerril le costó entrar en el partido. Eso, unido a un buen inicio de los vallisoletanos entrenados por Santi Sedano, dio como resultado que las primeras ocasiones del encuentro fueran para los locales, con su jugador Campos  (exjugador del Club Internacional de la División de Honor juvenil la pasada temporada) como hombre más destacado, o al menos en más incisivo y el que más peligro llevaba al área visitante. 
Los locales necesitaban los puntos ya que se encuentran en zona de descenso, habiendo ganado tan solo un partido (con este, dos), y habiendo cosechado siete derrotas seguidas en los últimos 7 partidos. Para los rojiblancos era un partido a vida o muerte.
Así, ya en el minuto 5 una internada por banda de Campos, en un contragolpe, le posibilitó llegar hasta la línea de fondo y centrar, pero el guardameta palentino, Sevi, logró atrapar el balón y con ello conjurar el peligro.
La réplica para los morados la dio Kuko, en una internada, pero cuando se iba a plantar en solitario ante el portero local, Farolo, en última instancia se dejó el balón atrás, y ahí murió el peligro. Pudo ser la acción que le hubiese metido de forma definitiva en el encuentro al conjunto morado, todavía con el pensamiento en la Copa.
En el minuto nueve de nuevo Jorge Campos recorrió su banda y centró, rematando Villa, pero por suerte para los palentinos el balón salió alto muy cerquita de la escuadra del marco de Sevi.
Lo seguían intentando los rojiblancos, y de nuevo por medio de Campos. En esta ocasión fue él mismo quien finalizó la jugada, con un gran disparo con la pierna izquierda, pero Sevi respondió con una gran intervención evitando el gol.
Otra intentona corrió a cargo de Rafa, pero tampoco logró adelantar al Tordesillas.
Cuando sí lograron adelantarse los locales en el marcador fue al filo de la media hora de juego. Tras varios disparos y sus consecuentes rechaces de Sevi, muy inspirado, finalmente Roberto simón sí acertó a enviar el cuero al fondo de las mallas.
Con el marcador adverso, el Becerril mejoró, pero aunque la cabeza dijese que sí, las piernas no respondían. El segundo gol fue un mazazo y ya, con el equipo entregado, recibió dos goles en el descuento para la goleada final.