El general golpista Prayut, primer ministro de Tailandia

EFE
-
El general golpista Prayut, primer ministro de Tailandia - Foto: RUNGROJ YONGRIT

El líder del golpe de Estado de 2014 se impone al político antijunta Juangroongruangkit con el apoyo de 500 diputados y senadores, tras una maratoniana sesión de debate de más de 10 horas

El Parlamento de Tailandia ha elegido hoy como primer ministro al general golpista Prayut Chan-ocha con los votos de 500 diputados y senadores, en una sesión conjunta del Parlamento celebrada tras cinco años de dictadura militar.

Prayut, líder del golpe de Estado de 2014, se impuso al otro candidato, el político antijunta Thanathorn Juangroongruangkit, que fue apoyado por 244 parlamentarios de entre los 750 miembros de las dos cámaras del Legislativo.

La votación se produjo tras una maratoniana sesión de debate de más de diez horas y más dos meses después de los comicios celebrados el pasado 24 de marzo.

Prayut, que no es diputado, no se encontraba en el auditorio alquilado donde tuvo lugar la votación, ya que la sede del Parlamento aún se encuentra en construcción tras más de diez años de obras.

Los parlamentarios fueron anunciando su voto ante el micrófono uno a uno a lo largo de cerca de dos horas.

El exjefe del Ejército, de 65 años, cuenta con el respaldo de una coalición de 18 partidos encabezada por el promilitar Palang Pracharat, el Partido Demócrata y el Bhumjaithai, mientras que a Thanathorn lo apoya una alianza de siete formaciones antijunta.

Los 250 senadores que participaron en la votación fueron nombrados a dedo por la junta militar.

"Prefiero una dictadura democrática a una democracia fallida", indicó en un momento del debate el senador Seri Suwanpanond en una de las intervenciones más polémicas.

Prayut, un militar de carácter iracundo y ultramonárquico, ha acallado cualquier voz disidente al frente del Gobierno y de la junta militar y fue designado candidato por Palang Pracharat poco antes de las elecciones.

Thanathorn, un empresario de 40 años que se inició en la política el año pasado para acabar con la influencia de los militares, está respaldado por su formación, Anakot Mai (Nuevo Futuro), y el influyente Puea Thai, cuyo Gobierno fue depuesto en la asonada de hace cinco años.

El ascenso de popularidad del joven político, hábil en el uso de las redes sociales y con un estilo directo y espontáneo, ha sido respondido con numerosas demandas judiciales presentadas por organismos designados por la junta militar que le han supuesto ser suspendido temporalmente como diputado y le pueden acarrear penas de cárcel.