Entre pedales, púas y baquetas

Laura Burón
-

Los alumnos de la Escuela de Rock demostraron su habilidad a la batería, mientras en el parque del Salón se daban cita varios coches clásicos Renault poco vistos

Entre pedales, púas y baquetas - Foto: Á“scar Navarro

Mucho ritmo y mucha concentración es lo que hace falta para ser un buen baterista y ayer una veintena de niños desde los cuatro años demostró que ellos lo tienen. Los participantes del primer Festival Musical Rockids consiguieron superar sus nervios iniciales para ir saliendo al escenario, eso sí a pleno sol, para mostrar al público (sus padres, abuelos y amigos) lo que han aprendido en la Escuela de Rock de Palencia. 
Por parejas fueron sentándose a la batería. A algunos apenas se les veía detrás de bombos y platillos y las baquetas eran casi tan altas como ellos, pero eso no fue inconveniente para estos pequeños músicos. 
Fueron saliendo a escena, presentándose  y acomodándose en su puesto para empezar a tocar. Su profesora les ayudaba a llevar el compás y a cambiar de movimiento. La duración de la pieza dependía en gran medida de la edad del pequeño y los más benjamines optaron por un clásico de la música rock para demostrar sus habilidades, Highway to hell, de AC/DC.

Entre pedales, púas y baquetas
Entre pedales, púas y baquetas - Foto: Á“scar Navarro
Mientras unos tocaban, otros esperaban  su turno, participando en los talleres de pintacaras con los que se conviertieron en superhéroes, animales y princesas gracias al maquillaje o en los juegos infantiles.
clásicos poco usuales. Otro sonido muy diferente era el que se pudo escuchar en el parque del salón: el de los motores de los coches participantes en la primera Concentración Nacional Renault Dauphine, Ondine y Gordini, este último conocido como el coche de las viudas. Son modelos poco conocidos, «que llegaron a ser tan populares como el Seat 600, pero de los que la gente se deshizo, por lo que ahora es díficil verlos», explicó Juan Manuel Gómez, organizador del encuentro. De hecho, en la jornada de ayer se dieron cita tres vehículos, a los que a lo largo de la jornada de hoy se sumarán otros dos. Su procedencia es Madrid, Salamanca, Burgos y Palencia.
Hoy los participantes saldrán desde el Salón a hacer una ruta por la provincia, con parada en la Villa Romana de La Olmeda y luego subirán hasta el Cristo del Otero y el domingo por la mañana recorrerán la calle Mayor hasta la plaza Mayor, donde estarán aparcados durante varias horas.