Del Olmo pide un cambio en el modelo de financiación

SPC
-
Del Olmo visita la muestra sobre moda de la diseñadora salmantina Fely Campo. - Foto: Agencias

La consejera de Economía volvió a denunciar la reducción de las entregas a cuenta por parte del Gobierno, lo que supone que la Junta cuente con 474 millones menos que lo que figura en los Presupuestos Generales del Estado

La Consejera de Economía de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, reclamó el viernes en Salamanca un cambio en las reglas del modelo de financiación estatal para poder financiar mejor los servicios públicos. Además, volvió a denunciar la recepción de unas entregas a cuentas del Gobierno muy bajas, lo que se traduce, según detalló, en que la Comunidad cuente con 474 millones de euros menos con respecto a lo que figura teóricamente en los Presupuestos Generales del Estado, lo cual, remarcó, “es un signo del mal modelo de financiación que tenemos” y que se traduce en que “en un año en el que no se aprueben los Presupuestos, tendremos menos ingresos que el anterior”.

Del Olmo hizo estas declaraciones antes de visitar la muestra sobre moda de la diseñadora salmantina Fely Campo ‘Instrospección/The way here’, como informa Ical. Allí expresó que unas entregas a cuenta tan bajas reflejan “la poca confianza del Gobierno en que se aprueben los Presupuestos”, unos Presupuestos que calificó de “increíbles desde el punto de vista de los ingresos”. La prueba más evidente, señaló, es que “el Instituto de Dirección de Empresas y Finanzas (IDEF) habla de ilusión recaudatoria y de nuevos impuestos que finalmente no se van a poder recaudar”.

Además, la consejera apuntó que “la Comisión Europea también dijo que son increíbles y que las leyes para la recaudación de los nuevos impuestos no están aprobadas y para los cuales se establece una entrada en vigor de tres meses tras su aprobación”. En este sentido, Del Olmo indicó que “la propia Unión Europea preveía unos ingresos para toda Europa de unos 5.000 millones de euros en transacciones tecnológicas, de los cuales España representa solo el siete por ciento”.